El bolero, Patrimonio cultural inmaterial de Cantabria

Más de 30 grupos. Más de 200 músicos de bolero en Cantabria.

Mas de 500 concierrtos de bolero anuales

Algunos Grupos de bolero de Cantabria:

Jueves de Boleros…………….. …….más de 25 miembros

Agrupación Puertochico………….. más de 25 miembros

Agrupación Sardinero…………….. más de 25 miembros

La banda del Aserradero….…..… 9 miembros

Tempo de Bolero………….……….. 6 miembros

Los Castos………………………..…... 5 miembros

Hot café fusión…………………...…. 5 miembros

Mariachi Cantabria………………… 5 miembros

Divertia………………………..………. 4 miembros

Antonio Borja……………………….. 4 miembros

Cocó Muñoz …………………………. 4 miembros

Barrio Latino……………………...... 4 miembros

Mabel Sierra cuartet………………. 4 miembros

Son 4…………………………………….. 4 miembros

Trío Camina……………..……….….. 3 miembros

Toda una vida boleros y mas…...3 miembros

trío Los Carabelas……………..….. 3 miembros

Trío Covadonga………………..…... 3 miembros

Bohemios trío………………………...3 miembros

Solo dos y un bolero…………….... 3 miembros

Obsoletos trío……………………..… 3 miembros

flores para Gardel……………....... 2 miembros

Duo Santander……………….......…2 miembros

Los Norteños………………………... 2 miembros

Flores para Gardel…………….….. 2 miembros

Dúo Alfiles………………………..….. 2 miembros

Trío horizonte………………………...2 miembros

Doble o nada…………… …………... 2 miembros

Manuel y Nanín ……………………. 2 miembros

Duo Candilejas……………….…..… 2 miembros

Duo Veracruz………………..…….… 2 miembros

Los tres del norte………………...… 2 miembros

Eder Paiva bolero…………..…..…. 2 miembros

Sito………………………………………. solista

Juan Carlos………………….…..…… solista

Lazarón …………………………..…... solista

Walter Gala …………………..….….. solista

Nanin Rodríguez…………..………. Solista

Hermes de la Torre……………..… musico solista

Juian Carlos Solar………..……….. solista

Otros grupos de bolero de Cantabria:

Piel Canela…………………………….......…. 8 miembros

El Tumbao sexteto……………..…………… 6 miembros

VozyPiano Trío…………………..……….…. 3 miembros

Quinteto Lástima……………………….…... 5 miembros

Sangre Morena……………………………..… 5 miembros

Desafinado bolero…………….…………..… 5 miembros

Marcela Morena y su trío del alma: …..4 miembros

Siguaraya…………………………….………… 3 miembros

Iliana Casanueva y Robert Itrich:…..… 2 miembros

Conciertos de Bolero en Cantabria

Al cabo del año, se programan en Cantabria más de 500 conciertos de bolero

Programación semanal ( 7 conciertos semanales)

- Cada Martes del año de 8:30 a 22:00 el ciuclo “Boleros Incendiaros” en Casa Miguel, en Corbán

- Cada miércoles del año, a las 19:30 horas, el mejor bolero cubano en directo en Bodegas Mazón de la mano del maestro habanero Hermes de la Torre, sobrino del gran Benny Moré

- Cada jueves par del año, una descarga improvisada de pura trova y bolero en Casa Inés, en Bezana, a cargo de algunos de los miembros de Jueves de Boleros.

- Cada Viernes, un concierto de bolero en el Centro Gallego ( Calle Peñaherbosa) de Santander

- Cada Sábado, en Bodegas Mazón, el bolero de Hermes de la Torre.

- Cada Domingo al mediodía, en Bodegas Mazón de Santander, el bolero de Juan Carlos Solar.

- Cada Domingo, el son y el bolero de Son 4, en la Granja Cervecera de Miengo.

Cada semnana hay, además, otros dos o tres conciertos de bolero, a cargo de los varios grupos de bolero de ProBoCa.

Santander tiene la única estatua del mundo erigida a un bolerista español

Escribe lo que quieras saber del bolero en Santander, pulsa Buscar

Lo más leído de ProBoCa

agosto 13, 2009

"Los Brisas": El trio de bolero más veterano de la Historia de España

El sábado 15 de Agosto, en el centenario escenario del Auditorio del Sardinero, tuvo lugar un emotivo homenaje al trío "Los Brisas", en el que el Excelentísimo Ayuntamiento de Santander, representado por su Concejal de cultura César Torrellas, entregó una placa conmemorativa al grupo que ya ha superado sus cincuenta años como trío de bolero, manteniendo en la actualidad la misma formación que la que tenía en 1952.
Una efeméride histórica para el bolero de Santander, para la propia historia del bolero en España y para la historia del bolero en el mundo: no es tan solo que el Trío "los Brisas" fuese homenajeado en el Auditorio del Sardinero, sino que esa misma construcción destinada a servir de anfiteatro desde que se construyera a principios del siglo XX, ha sido una de los primeros escenarios de bolero de España, pues desde finales del XIX sirvió para responder a las demandas de espectáculos musicales del numerosísimo público que acudía a los famosos "Baños de ola" de Santander, de modo que en la época de aparición del bolero en Santiago de Cuba y en los mismos años años en que este entonces novedosos estilo musical se expandía por todo el caribe y por todo América, llegó el bolero a Santander en los mismos vapores transatlánticos que comunicaban sus puertos con el de Santander, que recibía cada once días un vapor con capacidad de hasta 2.000 pasajeros proveniente de La Habana y de Veracruz, utilizado por numerosas compañías de teatro y zarzuela americanas, así como músicos cubanos y mejicanos que encontraban en el ambiente del veraneo de los reyes españoles en Santander (con toda su corte de aristócratas y de alta burguesía) y en la presencia de miles de veraneantes que acudían al reclamo de sus saludables "baños de ola" ( hay que entender que "veranear" en Santander entonces suponía quedarse en la ciudad dos o tres meses y que, de igual modo, una compañía de Zarzuela podía perfectamente mantener su carten el Santander durante dos y tres semanas). Precisamente, imbuído dentro de las zarzuelas que se componían a principio de siglo, llegaron también a Santander muchos boleros. Esta herencia sentimental es la que recogieron numerosos tríos y grupos de bolero santanderinos, como el trío de Domingo Lemaur, formado en 1933, el trío de Pedro Núñez, Cesáreo y Hortensia, fundado en 1940, el "cuarteto piqiío" (formado por Medrano, González, "fali" VCillegas y Varela) fundado en 1941, "los puertochiqueños" fundado en 1943 y el famoso trío "Los tres del Norte", fundado por Alberto Lermaur en 1945 excasos meses después de fundarse en Nueva York el trío "Los Panchos". Víctor Santiago, primera voz de "Los Brisas" recuerda haber escucado cuando tenía diez años al trío "Los tres del Norte" en el escenario del Sardinero interpretar boleros. Ahora es el propio Víctor junto con sus compañeros "Nanín" y Jose Luis los que se suben de nuievo a ese mismo escenario a interpretar boleros en una tarde histórica para este género en Santander, recogiendo y emitinedo la herencia de tántos tríos anteriores y apoyando la labor de numerosos grupos de bolero de Cantabria.
Santander tiene por tanto una larga historia de bolero personificada en los "Brisas": convertido entonces en el cuarto principal puerto transatlántico de España, desde donde salían muchísimos montañeses que recibieron el cariñoso nombre de "Indianos" , muchos de ellos, como Emilio Tuero (el primero bolerista en cantar "Bésame mucho"), Gregorio Barrios o Demetrio González, llegaron a ser grandísimas figuras del bolero en América.
.
El Ayuntamiento de Santander brindó un merecido homenaje el trío de bolero más veterano de toda la historia de España: El trío "Los brisas". César Torrellas, concejal de Cultura del Excentísimo Ayuntamiento de Santander, entregó una reproducción del Palacio de la Magdalena con una incripción que decía: "El Ayuntamiento de Santander como homenaje al trío "Los brisas" por sus cincuenta años de bolero".






"Los Brisas" son, además, uno de los tríos que más años se ha mantenido con la misma formación de toda la historia del bolero mundial, pues los hermanos José Luis y Víctor Santiago, lo fundaron en 1952 junto a Julián Rodríguez "Nanín", (José Luis tenía 16 años entonces, su hermano Víctor 17 y "Nanín" 16 años) y continúan con idéntica formación en la actualidad, haciendo su 60 aniversario como trío de bolero en el año 2012.

La clave de tan longeva duración -muy poco habitual en cualquier estilo de música- está en lo mucho que se cuidan estos tres entrañables cantantes, al abrigo del muy beneficioso clima de Santander que ya atrayera hasta sus playas a muchísimos veraneantes a tomar sus "baños de ola" desde mediados del siglo XIX. Siguen siendo tan amigos como lo eran ya desde niños, cuando aprendieron a cantar y a tocar la guitarra siendo integrantes del coro de la paroquia de San Roque del Sardinero de Santander dirigida por Don José Manuel Rubio, quien supo ver en seguida las extraordinarias cualidades musicales de sus tres pupilos y les especializó en voces, en especial la voz de tenor de Víctor Santiago que ya despuntaba muchas maneras de niño (y que en la actualidad sigue siendo tenor en activo en la agrupación de zarzuela santanderina "amigos del Arte" donde también explota su innegable vena histriónica y su talento para el teatro). De esta manera, muy precozmente los tres amigos fueron aprendiendo a cantar a varias voces y acompañarse tocando varios instrumentos (José Luis y Nanín aprendieron a tocar la guitarra, el acordeón y el piano) y se reunían con asiduidad en el bar "Chupi" de la Avenida de Los Castros, donde tocaban a la guitarra románticos temas para las estudiantes extranjeras de la Universidad Menéndez Pelayo que aunque mucho mayores de edad que ellos (los tres eran quinceañeros), encontraban fascinantes a los tres muchachos y la música que hacían, y apreciaban el especial sonido latino, exótico para las francesas, inglesas y suecas que entonces venían a aprender español a la prestigiosas universidad internacional santanderina. El éxito que tenían las improvisadas veladas del "Chupi" (con sus famosos "chupitos", una pequeñas copas de aguardiente especial de hierbas - que en Santander llaman "orujo"- o de otros licores que eran muy apreciados por las estudiantes) animó a los tres amigos a perfeccionarse y autoexigirse musicalmente, incorporandoa su repertorio muchos temas mejicanos y muchos boleros que eran lo que más apreciaban las jóvenes estudiantes.
De este modo, su calidad musical, a pesar de que apenas contaban con 15 años de edad, no pasó desapercibida para Manuel Enrique Jado, que les representó desde entonces buscándoles lugares donde actuar no sólo en la ciudad de Santander, sino en toda la provincia. Manuel Jado les pagaba cinco pesetas a cada componente en el verano de 1952, por una actuación de media hora de duración, lo que les parecía un sueño a los jóvenes amigos que, por otro lado, sentían una enorme satisfacción por el mero hecho de cantar juntos, cuanto más si encima les pagaban y más aún si les pagaban tan bien. La variedad de lugares donde actuaban entonces (principalmente al finalizar las sesiones de los cines de Santander, Astillero y Renedo) donde amenizaban bailes románticos les obñligó a incluir junto a su repertorio de bolero, otros temas enraizados en el gusto santanderino, como las habaneras y canción montañesa, así como temas melódicos "de moda" entonces, como "Las lecheritas", "El veraneo", etc.

Desde aquellos comienzos, y tras casi sesenta años en los escenarios, podría decirse que este trío histórico español ha llevado el bolero a todo el Norte de España. Actuaron también en Televisión Española y prácticamente en todas las emisoras de radio locales y nacionales. Obviamente, no podían faltar en el homenaje que la Emisora Cope hizo en Santander al bolerista Jorge Sepúlveda en 1996, en el que compartieron escenario con boleristas que marcaron, como Sepúlveda y Machín, una época indeleble en la historia sentimental de todos los españoles, como Bonet de San Pedro y Lorenzo González.

En 1992 grabaron su último trabajo discográfico: “Romántico”, un disco con doce temas en la misma línea de su primer Long Play: "Caminemos", que fué el primer disco de bolero de nuestra región.

El bolero se ha mantenido así, gracias a grupos como "Los Brisas", en permanente vigencia en Santander, una de las pocas ciudades españolas que tiene estatuas a boleristas (en nuestro caso a Jorge Sepúlveda). No en vano el puerto de la capital cántabra fué, durante muchos años, la puerta privilegiada por la que llegó el bolero a España, a bordo de los barcos de vapor transatlánticos de la compañia del indiano Antonio López, marqués de Comillas. Rara es la familia cántabra que no tenga una relación directa con aquellos indianos que vivieron, en Cuba y en Méjico, el nacimiento del bolero hace poco más de cien años, y a los que Cantabria ha dedicado el mayor monumento mundial en la cima de Peña Cabarga.
.
Así, la mitad de la historia del bolero como género musical, ha tenido como representante en nuestra región al trío "los Brisas", que siguen siendo habituales, cada primer viernes de mes, de la programación de bolero en las "Noches de Bolero junto al mar" de la Sala Cormorán, situada sobre la arena de la Segunda Playa del Sardinero de Santander, donde hacen las delicias de los muchos aficionados cántabros que se reúnen alrededor de las velas de su mobiliario de madera, a escuchar sus boleros con el rumor de las cercanísimas olas del mar y a sentir el privilegio de vivir un momento musical, cultural e histórico único en el panorama artístico español, que ha sobrevivido a las modas, al ostracismo mediático y a la indiferencia de las administraciones públicas, que empieza a cambiar gracias a iniciativas como este del Ayuntamiento de Santander, homenajeando al grupo señero del bolero de nuestra región. La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Santander hace justicia a la integridad y a la honestidad de tres santanderinos que se han mantenido firmes en su estilo, llevando la bandera del bolero como estandarte de un Santander transatlántico y americano, marinero e indiano, que lejos de olvidar sus lazos seculares con América, mantiene vivo el bolero como la herencia inmaterial de sus indianos a lo largo de más de medio siglo.


Junto al trío "los Brisas", otros siete grupos de bolero de Cantabria (agrupados en la Asociación ProBoCa -Promoción del Bolero en Cantabria-) sitúan a nuestra región a la cabeza del bolero de España, por su variedad y calidad. No es casual que Santa Cruz de Tenerife, Cádiz y Barcelona, junto a Santander, sean los núcleos de Bolero de España, pues de allí partieron y llegaron los emigrantes que a principio de siglo marcharon a América, justo en la época del nacimiento del bolero como género musical y que en Cantabria se conocen como "indianos". La Asociación ProBoCa, de mano del trío "Los Brisas", presenta así una indiscutible veteranía que la ubica en una posición de referencia en el bolero mundial, que no es sino el resultado de la propia historia y arraigo cultural y sentimental que el bolero tiene en Cantabria, herencia inmaterial del indiano montañés, que se escucha aún, improvisado, en sus tabernas y de un modo excepcionalmente romántico en la taberna Cormorán de la Playa del Sardinero de Santander cada martes y cada viernes del año.
Según recogen los periodistas Flores-Gispert y Beneitez en su libro: "Baños de Ola: El Sardinero y Santander 1847-1930", Santander fué la primera ciudad española en proporcionar turismo de playa. Se construyó así, en 1845, (cuarenta años antes de la aparición del primer bolero de la historia) el primer balneario de mar, el Balneario del Sardinero. Pronto, el número de personas que se desplazaban a Santander desde todas partes de España y de Europa. El Marqués de Pombo inció las primeras construcciones en el Sardinero, que incluían un CASINO, a las que siguieron numerosos hoteles en dirección a la famosa "fuente de Cacho" (cuya canción es el himno popular de Santander), junto a la que se erigió el Auditorio del Sardinero, lugar elegido para celebrar los cincuenta y un años de bolero de este trío de Cantabria.
.
Junto al trío "Los Brisas", destacan, volvados en la música popular de Cantabria, el trío "Los Carabelas", que se han convertido en el trío más popular de los últimos veinte años en la región. "Los Carabelas" surgieron en el mismo año que "Los Brisas", también como grupo de bolero, bajo el nombre de trío "Piedras Blancas", y como trío de bolero fueron contratados en los años sesenta y setenta por una cadena de hoteles internacional, llevando el bolero de Cantabria por todo el mundo. El Ayuntamiento de Santander ha dedicado el propio Auditorio del Sardinero a este fabuloso trío, uniendo así, acertadamente, a los dos tríos de bolero históricos de santander: "Los brisas" y los antiguos "Piedras Blancas".
.
La profesionalidad del trío de bolero más veterano de España queda patente en esta luctuosa anécdota, que sirve como homenaje a "Nanín", Julián Rodríguez, guitarra y segunda voz del trío, que perdió a su madre aquel mismo día. No nos cabe duda de que por su garganta salieron aquella tarde las más sentidas notas y que, desde lo más profundo de su corazón cada sílaba y cada entonación se convertían en auténticas plegarias y homenajes de amor sincero y eterno a su madre. Desde este blog de bolero queremos expresar nuestro más sentido pésame a quien con toda justicia merece ser llamado "bolerista mayor de Cantabria", uniéndonos a su dolor y congratulándonos de que un bolero se haya convertido en la oración de amor que una madre merece, pues el bolero se desarrolla en el mundo del alma y de espíritu, en el mundo del corazón y de los sentimientos, donde las palabras de cariño adquieren un significado porfundo. Una madre es el paradigma del amor sincero y desprendido, del cariño auténtico y es por ello la mejor de las personas a las que odemos dedicar no sólo una actuación, sino esa actuación histórica de homenaje y reconocimiento del Ayuntamiento de Santander al trío donde su hijo, Julián, ha dedicado los cincuenta y un últimos años. He aqui un bolero que Machín popularizó en España y que "Los Brisas" interpretaron con mucho cariño:
MADRECITA DEL ALMA QUERIDA
EN MI PECHO YO LLEVO UNA FLOR
NO TE IMPORTE EL COLOR QUE ELLA TENGA
PORQUE AL FIN TU ERES MADRE UNA FLOR.
TU CARIÑO ES MI BIEN MADRECITA
EN MI VIDA TU HAS SIDO Y SERAS
EL REFUGIO DE TODAS MIS PENAS
Y LA CUNA DE AMOR Y VERDAD
.
AUNQUE AMORES YO TENGA EN LA VIDA
QUE ME LLENEN DE FELICIDAD
COMO EL TUYO JAMAS MADRE MIA
COMO EL TUYO NO HABRE DE ENCONTRAR.

Estadística de visitas diarias