El bolero, Patrimonio cultural inmaterial de Cantabria

Más de 30 grupos. Más de 200 músicos de bolero en Cantabria.

Mas de 500 concierrtos de bolero anuales

Algunos Grupos de bolero de Cantabria:

Jueves de Boleros…………….. …….más de 25 miembros

Agrupación Puertochico………….. más de 25 miembros

Agrupación Sardinero…………….. más de 25 miembros

La banda del Aserradero….…..… 9 miembros

Tempo de Bolero………….……….. 6 miembros

Los Castos………………………..…... 5 miembros

Hot café fusión…………………...…. 5 miembros

Mariachi Cantabria………………… 5 miembros

Divertia………………………..………. 4 miembros

Antonio Borja……………………….. 4 miembros

Cocó Muñoz …………………………. 4 miembros

Barrio Latino……………………...... 4 miembros

Mabel Sierra cuartet………………. 4 miembros

Son 4…………………………………….. 4 miembros

Trío Camina……………..……….….. 3 miembros

Toda una vida boleros y mas…...3 miembros

trío Los Carabelas……………..….. 3 miembros

Trío Covadonga………………..…... 3 miembros

Bohemios trío………………………...3 miembros

Solo dos y un bolero…………….... 3 miembros

Obsoletos trío……………………..… 3 miembros

flores para Gardel……………....... 2 miembros

Duo Santander……………….......…2 miembros

Los Norteños………………………... 2 miembros

Flores para Gardel…………….….. 2 miembros

Dúo Alfiles………………………..….. 2 miembros

Trío horizonte………………………...2 miembros

Doble o nada…………… …………... 2 miembros

Manuel y Nanín ……………………. 2 miembros

Duo Candilejas……………….…..… 2 miembros

Duo Veracruz………………..…….… 2 miembros

Los tres del norte………………...… 2 miembros

Eder Paiva bolero…………..…..…. 2 miembros

Sito………………………………………. solista

Juan Carlos………………….…..…… solista

Lazarón …………………………..…... solista

Walter Gala …………………..….….. solista

Nanin Rodríguez…………..………. Solista

Hermes de la Torre……………..… musico solista

Juian Carlos Solar………..……….. solista

Otros grupos de bolero de Cantabria:

Piel Canela…………………………….......…. 8 miembros

El Tumbao sexteto……………..…………… 6 miembros

VozyPiano Trío…………………..……….…. 3 miembros

Quinteto Lástima……………………….…... 5 miembros

Sangre Morena……………………………..… 5 miembros

Desafinado bolero…………….…………..… 5 miembros

Marcela Morena y su trío del alma: …..4 miembros

Siguaraya…………………………….………… 3 miembros

Iliana Casanueva y Robert Itrich:…..… 2 miembros

Conciertos de Bolero en Cantabria

Al cabo del año, se programan en Cantabria más de 500 conciertos de bolero

Programación semanal ( 7 conciertos semanales)

- Cada Martes del año de 8:30 a 22:00 el ciuclo “Boleros Incendiaros” en Casa Miguel, en Corbán

- Cada miércoles del año, a las 19:30 horas, el mejor bolero cubano en directo en Bodegas Mazón de la mano del maestro habanero Hermes de la Torre, sobrino del gran Benny Moré

- Cada jueves par del año, una descarga improvisada de pura trova y bolero en Casa Inés, en Bezana, a cargo de algunos de los miembros de Jueves de Boleros.

- Cada Viernes, un concierto de bolero en el Centro Gallego ( Calle Peñaherbosa) de Santander

- Cada Sábado, en Bodegas Mazón, el bolero de Hermes de la Torre.

- Cada Domingo al mediodía, en Bodegas Mazón de Santander, el bolero de Juan Carlos Solar.

- Cada Domingo, el son y el bolero de Son 4, en la Granja Cervecera de Miengo.

Cada semnana hay, además, otros dos o tres conciertos de bolero, a cargo de los varios grupos de bolero de ProBoCa.

Santander tiene la única estatua del mundo erigida a un bolerista español

Escribe lo que quieras saber del bolero en Santander, pulsa Buscar

Lo más leído de ProBoCa

mayo 29, 2010

Boleristas de España: 18 de Mayo: ocho años sin Bonet de San Pedro: corazón de jazz y alma de bolero

El 18 de Mayo de 2010 se acaban de cumplir ocho años del fallecimiento de Bonet de San Pedro, nombre artístico de Pedro Bonet Mir: un famosísimo compositor, cantante y multi-instrumentista que elevó el bolero español a sus más altas cotas y que coincidió con grandes boleristas como Antonio Machín (idolatrado en Sevilla), Lorenzo González (reverenciado en Barcelona) y el fantástico Jorge Sepúlveda (homejaneado en Santander), que situó en Palma de Mallorca -donde nació- un cuarto vértice recuadrando la península española perfectamente, como símbolo de que en aquella época el bolero fue la música romántica por excelencia en España. Palma de Mallorca, la capital de la hermosa isla de Mallorca, que junto a Menorca e Ibiza forman el Archipiélago Balear, fue siempre una referencia para Bonet de San Pedro.


Fue el tercero de los 3 hijos de Damián Bonet y Margarita Mir, familia originaria del pueblo mallorquín de Santanyí, al sureste de la isla. Una familia muy vinculada al mar, pues su madre vendía pescado y su padre era patrón de un barco de pesca de cabotaje.
Ya a muy temprana edad quedó huérfano de padre al naufragar este frente a las costas de Mallorca en los años 30, y el joven Pedro y sus hermanos tuvieron que prescindir de muchas horas de clase para ayudar a su madre llevando los recados y comandas que le hacían a su madre en la pescadería, donde además vendía huevos, leche, y productos de primera necesidad, contribuyendo así a mejorar la economía de su familia. El propio Bonet de San Pedro reconocía en una entrevista: "Empecé a trabajar a los siete años, vendiendo hielo durante el verano, y ayudando a mi madre a vender pescado, queso y huevos por las calles".
Afortunadamente su madre descubrió pronto las cualidades musicales del menor de sus hijos y apenas con poco más de diez años le compró una guitarra por 7 pesetas (que ya era un gran sacrificio económico para una pescadora viuda con tres hijos). Con esa guitarra empezó su vida musical y artística, pues en seguida dio muestras de su natural facilidad para la música y llegó en pocos meses a tocar la guitarra acompañándose cantando de un modo más que aceptable, con la clara decisión - a pesar de su tempranísima edad- de dedicarse profesionalmente a la música.
Con apenas 14 años, Pedro Bonet comenzó a trabajar no como cantante, sino como ayudante de camarero en el Club de Regatas Sagrera y más tarde en el famoso Hotel Mediterráneo, ambos en Mallorca, cuando la segunda generación del siglo venía a Mallorca en luna de miel y empezaba a aparecer tímidamente el turismo en la que ahora es uno de los destinos turísticos principales de Europa, y donde hizo sus primeros contactos con los músicos que allí actuaban y que le perfeccionaron la técnica de canto, así como las nociones de composición y música que el joven Pedro aprendía con extraordinaria facilidad. Después trabajó de camarero en el antiguo Café Born (ahora Café Miami, aunque no haya cambiado más que el nombre). De este modo, Pedro pisó poco la escuela, pero su afán de saber de música rellenó ese espacio de conocimiento y ya a temprana edad llegó a tener conocimientos de canto y música suficientes como para que se fijaran en el algunos músicos profesionales de Mallorca.
De este modo, el músico Tomeu Mayans se fijó en el modo en que cantaba un joven camarero de 17 años del café donde el actuaba cada Domingo por la tarde y le propuso integrase en su orquesta, llamada "Orquesta de Tomeu Mayans", y de este modo Pedro Bonet compaginaba su trabajo de camarero durante la semana con el de cantante de la Orquesta los domingos por la tarde en el Café Born, comenzando de forma imparable su ascenso musical. Decidió entonces adoptar el nombre artístico de "Bonet de San Pedro", ya que su barrio de nacimiento y en el que vivía era el barrio de San Pedro. Era entonces muy habitual en los artistas de la época (toreros, cantantes de copla, de flamenco, etc.) utilizar en su nombre su lugar de origen. Aqui tiene ustedes el aspecto de una de las calles del barrio de San Pedro, de Palma de Mallorca:



Con 19 años integró el trío "Los Trashumantes" junto con Miquel Vicens y Juanito Coll, actuando también en varias provincias del resto de España y regresando de nuevo a Mallorca, sin embargo, el trío quedo truncado en 1936 por el estallido de la brutal guerra civil española. Pedro decidió, marchar a la plaza española de Tánger, al norte de África, donde durante los tres años de duración de la guerra trabajó como cantante y alli grabó su primer tema con 21 años al participar en 1940 en la grabación de un disco con un tema compuesto por el: "El tiroliro" que se convirtó en uno de los primeros éxitos musicales de la recién acabada guerra civil. Este éxito le abrió las puertas de muchos lugares de la capital de España, Madrid, donde estuvo cantando y tocando en grandes cadenas hoteleras durante los primeros años de la década de los 40, trabando una gran relación con el bolerista Jorge Sepúlveda, que entonces era la primera voz de Radio Madrid y con quien realiza numerosas galas retrasmitidas en directo por la radio, como era costumbre entonces, interpretando temas muy del gusto de la España de entonces, a los que la voz de Bonet de San Pedro le imprimía ya un incipiente estilo de "bolero moruno". Un ejemplo de los temas que solía cantar es este tema "niña Isabel" compuesto por Alejo Montoro y Juan Solano que hiciera muy popular la cantante Gracia de Triana, quien la estrenó en 1944 a ritmo de Tanguillo y que Pedro Bonet transformó en un bolero moruno (desgraciadamente no hemos opodido encontrar la versión de Bonet de San Pedro, pero le ofrecemos una segunda versión de la propia Gracia, inspirada en los arreglos del porpio Bonet, que hizo a mediados de los 50 acompañada por la Gran Orquesta dirigida por Daniel Montorio):

En el café del vapor
De la bahía Cubana

Triunfaba niña Isabel
Que era una flor de la Habana

Cantaba para la gente
De la tierra y de la mar
Y nadie vio que una pena
Se enroscaba en su canta.

Que cante niña Isabel
Grita la marinería
Y canta la flor morena
Casi muerta y casi fría.

Ay niña Isabel
Que tienes los ojos de noche Cubana.

Ay niña Isabel
Que tiene los labios con miel de banana

Te mata un querer
Te mata un dolor
Que va por los mares vestido de añila.

Ay niña Isabel
Que si al agua se van tus suspiros
Me voy de la Habana
Siguiéndote a ti.

En el café del vapor
No canta ya la Cubana

Que un marinero Español
Se la llevo una mañana

Vestida de azules claro
Fue muy dichosa en la mar

Ya libre de aquella pena
Que enroscaba su canta.

Que cante niña Isabel
Hoy dice su marinero
Y viendo lejo la Habana
Canta alegre al mundo entero.

Ay niña Isabel
Que tienes los ojos de noche Cubana.

Ay niña Isabel
Que tiene los labios con miel de banana

Te mata un querer
Te mata un dolor
Que va por los mares vestido de añila.

Ay niña Isabel
Que si al agua se van tus suspiros
Me voy de la Habana
Siguiéndote a ti

De nuevo, es un placer señalar que el bolero es la herencia inmaterial que dejaron en España los "indianos" españoles (se denominan indianos a los españoles que a finales del siglo XIX y principios del XX embarcaron a América en los muchos vapores que salían de los tres puertos prinicipales peninsulares: Barcelona, Cádiz y Santander) para ilustrar la importancia de la counicación con América, sirva el dato de qe sólo de Santander salían y llegaban cada once días vapores con destino La Haban y Veracruz con capacidad para más de 2.000 persona cada uno.
De este modo, Bonet de San Pedro se hizo famoso por sus primeros éxitos y composiciones como "Carita de ángel", "Carpintero, carpintero" o el mencionado bolero moruno "Niña Isabel" entre otras canciones que difundió con éxito. Aqui tienen ustedes un vídeo familiar de youtube en el que us autor ha incluido a Bonet de San Pedro cantando el bolero "carita de ángel", compuesto por Bonet de San Pedro a prinicipios de los años 40; un bolero queel mismo Juan Manuel Serrat ha incluído en su repertorio y que ha grabado en varios de sus discos.

Del cielo caíste, muñeca divina,
sin ti el firmamento se quedó sin luz
bajaste a alumbrar un rincón de mi vida
viniendo del cielo quitaste mi cruz.

Carita de ángel, es la que tú tienes,
mis labios pronuncian temblando de amor.
Carita de ángel, caída del cielo,
los ojos te brillan repletos de ardor.

Carita de ángel, y de húmedos ojos,
que mojas mi cara si estás junto a mí,
te abrazo y te beso, tus labios tan rojos,
carita de ángel, consérvate así.

Carita de ángel, caída del cielo
los ojos te brillan repletos de ardor.

Carita de ángel, y de húmedos ojos,
que mojas mi cara si estás junto a mí,
te abrazo y te beso, tus labios tan rojos,
carita de ángel, consérvate así.

Desde su época en Tánger, donde trabó gran amistad con muchos músicos de jazz, la pasión por este entonces novedoso género musical fue creciendo en Bonet de San Pedro, que introducía cada vez más guiños musicales de este género en sus composiciones, pues no en vano por aquel entonces Pedro Bonet tocaba a la perfección no sólo la Guitarra, sino el Saxofón, el Clarinete, en incluso el Vibráfono, instrumento que aprendió a tocar en Tánger. Especialmente, Pedro Bonet solía tocar jazz todas lñas semanas durante casi cinco años en una "boite" de la calle Prim de Madrid, muy cerca del Teatro de La Latina donde muchos años después, en los años 60, actuó con Jorge Sepúlveda y Sara Montiel con enorme éxito. Aqui les muestro otro éxito de Bonet de San Pedro": un bolero moruno titulado "carpintero, carpintero", que ilustra un video doméstico de youtube

Te lo ruego carpintero,
Cuando construyas su casa
No pongas marco en su puerta,
Ni postigo en su ventana
Pues quisiera entrar de noche
Cuando la luna se agranda
Y contemplar sus cabellos,
Revueltos en la almohada.
Carpintero, carpintero
Si tienes manos de plata
Tendrás un corazón de oro,
Y atenderá mi demanda.
Te lo ruego carpintero,
Cuando construyas su casa
No pongas marco en su puerta,
Ni postigo en su ventana.
Carpintero, carpintero
Si tienes manos de plata
Tendrás un corazón de oro,
Y atenderá mi demanda.
Te lo ruego carpintero,
Cuando construyas su casa
No pongas marco en su puerta,
Ni postigo en su ventana.
Atiende tú mi ruego,
Carpintero, carpintero...

El inquieto cantante de poco más de 25 años recibió en 1941 una oferta como "cantor" (denominación de la época al que cantaba en una orquesta) de la Gran Orquesta de Ramón Evaristo, en Barcelona y allí se marchó, obteniendo un clamoroso éxito, siendo reclamado por otras orquestas de Barcelona, como la Orquesta Gran Casino. Sin embargo, Pedro necesitaba una agrupación donde desarrollar su inquietud compositora de temas de influencia jazzística que en sus habituales reuniones entre amigos músicos de Barcelona (muchos de su misma ciudad, Mallorca que trabajaban en Barcelona) iba mostrando y que poco a poco fue generando la idea de hacer de ese grupo de amigos y paisanos una agrupación formal. Entre sus miembros estaban Josita Tenor (la única mujer del grupo), que tocaba la guitarra y cantaba, Miquel Roselló a la guitarra y Jaime Vilas, al violín, con el que formaron un cuarteto vocal.
Por fin, el 1 de septiembre de 1942 Bonet de San Pedro se decidió a dar el gran paso e incorporó tres miembros más (Joaquín Aza al piano, Jauma Villagrasa al bajo y Benedicto a la batería) al cuarteto que ya tenía formado y creó la famosa agrupación llamada "Bonet de San Pedro y los 7 de Palma" con la que cosechó los mayores éxitos de su vida y donde revolucionó el panorama musical de la época con sus ritmos y canciones. De este modo la primera formación de los 7 de Palma quedó en este orden:
• Piano: Joaquín Aza
• Batería: Benedicto
• Bajo: Jaume Villagrasa
• Guitarra y voz: Miquel Roselló
• Guitarra y voz: Josita Tenor
• Violín y voz: Jaume Vilas
• Guitarra, Saxofón, Clarinete, Vibráfono, Cantante solista y jefe del grupo: Bonet de San Pedro.
Este grupo debutó como tal el día 3 de octubre de 1942 en el Salón Rigat de Barcelona cosechando una aclamadísimo éxito, allí actuaron durante un tiempo para después pasar al Club Trébol, también en la ciudad condal. En ese club cantaba también un recién llegado a España desde París, huyendo de la segunda guerra mundial: Antonio Machín (en realidad camino a Egipto, donde pensaba actuar, pero finalmente quedando en Barcelona). Tras el paso al club Trébol se dio de baja el pianista Joaquín Aza y fue reemplazado por Daniel Aracil. Ese mismo año actuaron en la sala "Jardines Virginia" de Palma de Mallorca, posteriormente se dieron de baja Benedicto a la batería y Miquel Roselló (amigo personal de Pedro, que le acompañó desde los primeros tiempos en Barcelona cuando iniciaron un cuarteto), que fueron reemplazados por dos musicazos de grandísima categoría: el batería Ernesto Felani y el guitarra Joaquim Escanellas. El grupo ganó de inmediato en calidad musical por lo que el dueño de la Sala Trébol de Barcelona - que ya estaba acostumbrado a la calidad de don Antonio Machín- los volvió a contratar cuando Machín se marchó a Madrid. De esa época datan los mejores temas de Bonet de San Pedro, que no paraba de recibir propuestas como compositor y arreglista. El original modo de componer boleros de Bonet de San Pedro tenía una indudable infuencia de jazz, que quedó incrustado en su corazón desde su época de músico en Tánger durante la guerra civil española. Aqui les muestro imágenes de Melilla (cerquita de Tásnger), con la música de una desus más bellas composiciones: "Bajo del cielo de Palma") con la guitarra jazz de Joaquim Escanellas y el violín de Jaume Villas.

Paisaje lindo tiene Mallorca
y lindas playas para escuchar
a los acordes de mi guitarra
canciones dignas de recordar.

Ay, ay, ay, ay, ay
Qué bonito es danzar bajo el manto
de la noche serena
y junto a palmeras
hacer dulces votos de amor.

Ay, ay, ay, ay, ay
Qué bonita y hermosa es mi tierra
cual divino tesoro
yo a ella la añoro
dejándole mi corazón.

Con alegría yo la siento
ay, tierra mía
aún lejos de mí.

Conocedor de la importancia de proteger sus composiciones, Bonet de San Pedro fue uno de los primeros fundadores de la SGAE ("Sociedad General de Autores Españoles") su ingreso en esta asociación data del 2 de marzo de 1942, donde llegó a tener registradas en la sociedad más de 130 canciones. La pasión por el jazz de Bonet de San Pedro y su desconocimiento del inglés le hicieron gestar mezclas asombrosas, como el tema que compuso junto a Bartolomé de Lete (grabado por "·Bonet de San Pedro y los siete de Palma" en el verano de 1943). Mezcla el tema de jazz americano de Louis Armstrong "Rascal You" con la inspiración de la letra del tema de Alberto Villalón (discípulo de Pepe Sánchez y responsable de la primera grabación de biolero de la historia con la voz del español Alberto Colombo en 1909) de su bolero "Boda negra", aqui tienen ustedes parte de este universo musical del que se alimentó Bonet de San Pedro: Louis Armstrong en el tema titulado "I´ll be dead when you´ll gone, rascal you", una composición de Sam Theard. En 1932 se hicieron famoso o dibujo animados de Betty Boop y en uno de ello se incluía este tema también.

De inmediato varias de sus canciones se incluyeron en algunas películas, como por ejemplo: Una sombra en la ventana (1942), Viviendo al revés (1943).
A lo largo de su carrera artística actuó y compartió cartel con artistas de la talla de: Sara Montiel, Jorge Sepúlveda, Antonio Machín, Lorenzo González, Antonio Molina, Lola Flores, Dúo Dinámico, Enrique Guzmán, Juan Manuel Serrat, Tete Montoliu, José Guardiola o el gran bolerista Jorge Sepúlveda, cuya amistad le convenció para que este eligiese como lugar de residencia Palma de Mallorca, especialmente cuando en los años 60 el gusto por la música romántica de los españoles fue declinando por la presión mediática de las discográficas y las radios en una mala entendida "modernidad" que, sin embargo, ayudó al despegue del Dúo Dinámico y de Jose Guardiola, amigo personal de Bonet de San Pedro.
Afortunadamente para el bolero en España y concretamente para Antonio Machín, Jorge Sepúlveda y Bonet de San Pedro, cuando parecía que una generación iba a perderse la oportunidad de enamorarse a ritmo de bolero e iban a caer en la superpublicitada música anglosajona (no olvidemos el gran tirón del rock´n roll y de la música "hippie" y la de los magníficos Beatles), en la década de 1970 resurgió de nuevo este género musical romántico y latino por excelencia con la moda de la música "Camp", y como él los artistas de su época volvieron a actuar y a ser reclamados por el público. Bonet de San Pedro actuó en TVE en varias ocasiones entre ellas en el programa 300 millones, con la Orquesta Mondragón, junto a Renato Carosone, La Trinca. También en Antena 3 junto a Paloma San Basilio o los rockeros catalanes Los Rebeldes por citar algunos. Incluos, grupos como "Radio Topolino Orquesta" hicieron afurtunados "remarques" o adaptaciones de éxitos de Bonet de San Pedro que tuvieron muchísimo éxito: "Era el baile de moda en los cuarenta, y ahora en los ochenta enrolla mucho más"

De este modo, con el impulso de la moda "Camp", volvió a valorarse el magnífico trabajo del mallorquín y así la colaboración de Bonet de San Pedro con el cine español siguió durante muchos años, destacando posteriormente en los inicios del llamado "cine de destape" en España, con títulos como "Los secretos inconfesables de un chico bien" (1975), "No quiero perder la honra" (1975), "Pim Pam Pum fuego" (1975) dirigida por Pedro Olea y protagonizada por Concha Velasco, José María Flotats, Fernando Fernán-Gómez, José Orjas, o "El profesor Eróticus" (1981). En ellos, la influencia de la zarzuela y de jazz era patente en las composiciones de Bonet de San Pedro. En este cas no es Concha Velasco, sino Rosa Valenti quien interpreta la composición de Bonet de San Pedro "Pim, Pam, Pum"

Con independencia de los muchos encargos para cine que tuvo Pedro Bonet, que le permitieron sin duda superar un momento muy difícil para los músicos de jazz y de música romántica, Pedro Bonet dejó muchas composiciones de bolero memorables,que hicieron de él un icono para todos los mallorquines, como el precioso bolero "Bajo el cielo de Palma", Cala D´or, Canto a Mallorca, que les ofremos en una versión de un grupo actual mallorquín:


Destacaremos tambiomposiciones "Sombras de Formentor", Palmanova, Costa de Calvià, Ciutadella bona terra, La vestidita de blanco, La noticia, Raquel, Club Trébol, Mediterráneo, Isla Blanca, Volverá la primavera, El buen Cupido, Yo le cuento a las estrellas, Juntito al mar, Mallorca tiene de todo o "Caracola" entre otras son composiciones realizadas con la morriña, nostalgia y cariño desde la distancia en sus viajes fuera de su Mallorca y sus Baleares, siempre mencionado la belleza, paz, luz, color, sol de su tierra, promocionado por donde fuere su “Roqueta” su Isla,”denominada así por los mallorquines, lógicamente en los discos solicitados de los años 40, 50 y 60 al escuchar tanta belleza inigualable se llegó a promocionar tanto que muchísimos novios en su viaje de bodas era casi imperdonable no viajar a la isla tan bella. Fue Bonet el primer publicista sonoro en la promoción de Mallorca.
La suya es una popularidad ganada exclusivamente en las fiestas patronales de pueblos y ciudades, preferentemente en Baleares, Cataluña y Valencia.


Bonet negó siempre que sus canciones fueran nostálgicas "porque no cuentan historias de otros tiempos, sino de ahora". Será para siempre un personaje en el recuerdo de varias generaciones educadas al calor de la radio en la posguerra, frecuentó verbenas y los primeros clubes y cabarés de gran ciudad tolerados en la España de Franco. Artista de bailes y fiestas con orquesta. Fue el último testigo de una generación de cantantes desaparecidos, como el mismo señalaba: "Entonces, Jorge Sepúlveda, Antonio Machín, Lorenzo González y yo, cantábamos nuestras propias canciones". En la época de lanzamiento turístico de Mallorca como destino de lunas de miel y baños de mar y sol, Bonet contribuyó a la construcción del mito mediterráneo con sus letras sentimentales y casi comerciales, los retratos románticos de Bahía de Palma, Paisajes lindos o Cala d'Or, entre otras muchas creaciones. Un estilo que cuajó entre otros boleristas como Luis del paraná y "Los Parghuayos", grupo que solía actuar en Marbella y Mallorca, en este caso con un bolero-cha denominado "Pepita de Mallorca"


Como ya hemos señalado, a pesar de sus enormes éxitos de música romántica y bolero, la verdadera pasión fue de Bonet de San Pedro fue el jazz. De este modo, cuando decidió que había dedicado suficiente tiempo a instaurar una línea melódica musical romántica en España, se dedicó a reunirse con músicos amigos en los años 80, y al final, por su enorme calidad musical, creó una banda denominada "Swing Group Balear", donde se explayaron y deleitaron a sus oyentes con sus demostraciones musicales durante varios años. Su popularidad era muy grande en España y especialmente en Mallorca en la época en la que estaba de moda como lugar de veraneo. De este modo, popularmente era conocido como "el duque de la ensaimada": lo de "duque" por su elegancia y su porte (era una persona de modales exquisitos y un grandísimo "don de gentes" para relacionarse) y por su presencia siempre impoluta y de "gentleman", lo de la "ensaimada" por ser el dulce más típico y popular de Mallorca (isla en la cual se hace la ensaimada) uno de los postres más valorados de España. Para todos los españoles y para los mallorquines en particular, Bonet ha sido el embajador sentimental de Mallorca, pues jamás ocultó su origen y siempre introducía en las portadas de sus discos guiños o referencias directas a su amadísima isla.



En 1983, a sus 66 años y tras siete años de silencio, grabó su último disco "Bonet de San Pedro, cantor de les Illes"e "Historias de ahora" un disco con el sello mallorquín Blau, en el que incluye algunas melodías en catalán y que se convirtió en su último gran éxito y en el que canta una melodía en la que regala el mar a Madrid, "Permitidme que un isleño" -dice la letra de Madrid ya tiene mar-, "en las olas de un cantar, traiga al pueblo madrileño un trocito de su mar. Mar azul donde se baña mi archipiélago balear, y que sepa toda España que Madrid ya tiene mar".
Frente al almíbar industrializado de las multinacionales, su música melosa sigue manteniendo enhiesta la bandera de una popularidad ganada a pulso, de baile en baile y de fiesta en fiesta. El propio Pedro Bonet declaraba en una entrevista: "Estuve cinco años en Madrid, tocando y cantando de todo y, en particular, jazz, en la Boite de Prim. Ahora se me ocurrió que podía estar bien sacar un disco con temas que tenía archivados".
Pedro Bonet Mir fue un amante del humo, gran fumador de puros y de sus inseparables pipas, su colección rondaba el millar y las tenía expuestas en las paredes de su casa con unos sistemas de colocación especiales para elegir la que quería fumar con facilidad en cada momento, tenía tal relación y armonía con las pipas que llegó a fabricar una quincena de ellas con sus manos moldeándolas y creando figuras tan especiales como aves, flores, caracolas, peces de los trozos de madera de brezo virgen que le proporcionaba su gran amigo Joan Bonet conocido en Mallorca y en los ambientes piperos por su fábrica de pipas como Bonet de ses Pipes. En cierta ocasión aseguraba que el tabaco no le impedía cuidar muy bien su voz: "con unas pastillas de esas modernas, que son milagrosas para conservar la voz". Los cigarrillos no le gustan y sólo fuma un puro después de almorzar y de cenar y durante el día utiliza la pipa "en las que fumo hasta serrín y, sobre todo, picadura negra". Cada día utiliza una distinta de la gran colección que posee. "Algunas las he tallado yo mismo. Son piezas únicas y, aunque si puedo no las vendo, algunas las he tenido que dar por compromiso".


Tenía afición al coleccionismo y, aparte de las más de mil pipas, poseía una colección de instrumentos musicales, de cuerda y viento, todos ellos conocidos y acariciados por su propietario. En particular disponía de una guitarra hawaiana, un clarinete y un saxo alto, con los que ha interpretado verdaderas maravillas, y que utilizaba ocasionalmente para tocar jazz, junto con unos amigos-músicos que se reúnen en sus casas, en veladas interminables de inspiración mediterránea. "Allí nos juntamos Salvador Mantequilla Font (violín), Manolo Bolato (guitarra) y yo, que toco lo que me echen. Nos estamos preparando, porque aquí hay gente muy buena para hacer swing, y queremos estar el año que viene en el Festival de jazz de Palma de Mallorca" declaraba el propio compositor, cantante y multi-instrumentista mallorquín superados sus 70 años. Bonet de San Pedro, que actuó hasta finales de la década de los 90, con casi 80 años
Como artista que era, se incursionó en la pintura, pinto más de un centenar de cuadros y desde muy joven ya pintaba, al óleo, a la acuarela, al carbón o a la plumilla, expuso un varias ocasiones y en diferentes galerías, realizando su primera exposición en 1999. Aqui tienen ustedes el estilo de pintura de este artista con Mayúsculas:


Entre las muchísimas anécdotas destacables de Bonet de San Pedro está que "Raska-yú", que fue censurada por ser considerada su letra una sátira contra el propio General Franco ('Raska-yú, cuando mueras ¿qué harás tú?'). La canción "Raskayú", fue censurada por ser considerada su letra una sátira contra el propio Francisco Franco ('Raskayú, cuando mueras ¿qué harás tú?') . En un cine fue intercambiada por el himno nacional, lo que provocó un escándalo. Aqui les ofrecemos una de las muchas versiones que el propio Bonet de San Pedro hizo de este tema para la televisión, es este caso presentado por el showman español Javier Gurruchaga.

Aqui teien la letra de Rascayú, compuesta por Bonet de San Pedro en 1943:

Rascayú, ¿cuando mueras que harás tú?
Rascayú, ¿cuando mueras que harás tú?
Tú serás un cadáver nada más.
Rascayú, ¿cuando mueras que harás tú?
Oigan la historia que contome un día
el viejo enterrador de la comarca,
que era un viejo al que la suerte impía
su rico bien arrebató la Parca.
Todas las noches iba al cementerio
a visitar la tumba de su hermosa
y la gente murmuraba con misterio:
"Es un muerto escapado de la fosa".
Rascayú, ¿cuando mueras que harás tú?
Rascayú, ¿cuando mueras que harás tú?
Tú serás un cadáver nada más.
Rascayú, ¿cuando mueras que harás tú?
Hizo amistad con muchos esqueletos
que salían bailando una sardana
mezclando sus voces de ultratumba
con el croado de alguna rana.
Los pobrecitos iban mal vestidos
con sábanas que ad hoc habían robado,
y el guardián se decía con recelo:
"Estos muertos se me han revolucionado".
Como es bastante tétrica la historia
los juegos fatuos se meten en el lío
armando con sus luces tenebrosas
un cacao de padre y muy señor mío.
Rascayú, ¿cuando mueras que harás tú?
Rascayú, ¿cuando mueras que harás tú?
Tú serás un cadáver nada más.
Rascayú, ¿cuando mueras que harás tú?


El 11 de febrero de 1984 fue homenajeado por sus compañeros de profesión en un concierto celebrado en el Auditorium de Palma de Mallorca, en el que participaron entre otros artistas Juan Manuel Serrat, Tete Montoliu, Pedro Iturralde, Los Valldemossa, Eugenio, entre otros muchos y fue presentado por Guillem D´Efak.
También fue homenajeado en el Auditorium el 7 de diciembre de 1998, en el cual participaron los siguientes artistas: Los Valldemosa, Eugenio, José Guardiola, Lorenzo González, Luís Cobos, Rudy Ventura, Salomé, Xesc Forteza, Tomeu Penya, Jaume Sureda y otros, y presentado por Salvador Escamilla y Joan Frontera.Se grabó un disco que ya es antológico:

En el año 2000 tuvo un derrame cerebral que prácticamente le confinó en casa, aunque no le impidió asistir al homenaje que en 2001 le hicieron artistas de las islas y del resto de España como Moncho Borrajo, Serafín Nebot y Luís Javaloyas (Los Javaloyas), Toni Frontiera, Jaume Sureda o Toni Morlá entre otros, cantaron las canciones del autor mallorquín el disco se tituló Entre Amigos en el que participó el propio artista. A título póstumo dejó unas grabaciones que nunca se editaron, como: Cuevas del Drach, Raskaté (el hijo de Raskayú) y Pico pala y arado (compuesta por su hijo).
A los dos años de sufrir este derrame, murió en su casa de Palma de Mallorca la madrugada del viernes 18 de mayo de 2002 a los 84 años de edad. Estaba casado y era padre de dos hijos.

El Ayuntamiento de Mallorca ha puesto el nombre de Pere Bonet ("Pere" es Pedro en Mallorquín) a una hermosa plaza, en otros tiempos muy marinera - como le hubiera gustado a Pedro Bonet, que descendía de marineros-, que posee una muralla medieval y una torre musulmana. En la placa explica que Bonet de San Pedro fue el personaje que más publicidad hizo de Mallorca - incluida su Palma natal- a lo largo de su historia. La plaza está en el barrio de San Pedro, donde nació Pedro Bonet Mir y de la que cogió su nombre artístico. Aún quedan vecinos que lo trataron y fueron testigos de lo orgulloso que estaba este cantante de haber nacido en el Puig de Sant Pere, en tiempos en que abundaban en el las familias de pescadores. La plaza de Pere Bonet se encuentra situada bajo el lienzo de muralla del Baluard de Sant Pere, zona amurallada para la defensa de la ciudad, construida por maestros de obras mallorquines en la segunda década del siglo XV. El antiguo cuartel castrense, que fue también prisión militar durante un tiempo, es actualmente museo, siendo conocido como es Baluard. Se puede entrar a la plaza desde la de la Porta de Santa Catalina y desde la calle de Sant Pere. En este punto se alza una torre de la época de la dominación árabe, cerrada ahora al público por obras de rehabilitación. Se espera que no se alargue su cierre.
Se trata de una de las plazas más recogidas y bellas de la ciudad, si bien, es desconocida para buena parte de su población. En cambio, vecinos y turistas disfrutan de ella. El lienzo de murada que tapia parte de su perspectiva, en su zona más baja, recuerda la entrada a los sótanos de un antiguo circo romano, debido esencialmente a los arcos de medio punto situados en ese espacio lateral de muralla.
Joan Torrent Cantallops es el propietario del restaurante ´Baluard´ situado en la esquina de la calle Pólvora con la plaza de la Porta de Santa Catalina, frente a la plaza de Bonet de San Pedro. Este cocinero tiene la opinión de que se encuentra en uno de los rincones más antiguos y tranquilos de lo que queda de la Palma antigua. En cuanto a los residentes en las calles próximas, como Forn de l´Olivera o Barcas de Bou, tienen en este limitado espacio, en donde domina una flora variada, en ocasiones tupida, un lugar de ocio y de celebraciones. Aqui tiene una fotopgrafía de la muralla y la torre árabe de la plaza que el Ayuntamiento de Mallorca ha dedicado a Bonet de San Pedro:


En el "Baluart" de la plaza de "Pere Bonet" aún suenan varias de las canciones del que fuera camarero en establecimientos similares de Palma en su primera juventud, y que se hicieron muy populares, teniendo una grandísima difusión mundial y que, además, están dedicadas a su tierra y a su mar, entre ellas Bajo el cielo de Palma, Un viejo hogar en la isla, Juntito al mar o Palma Nova. Incluso, el estribillo de una de sus canciones isleñas, Paisaje lindo tiene Mallorca, sirvió en los años 40 y 50 del siglo XX para promocionar Mallorca en el exterior, especialmente entre los recién casados.
El amor, el romance, el mar y Mallorca le deben mucho a este inspiradísimo bolerista, pero sobre todo, el bolero en España le estará por siempre agradecido de que haya vertido tánta sensibilidad, pasión y calidad musical en sus muchísimos boleros, haciendo de España uno de los países donde se han escrito los mejores boleros de la Historia. Aún cuando se mira al cielo de Palma y se contemplan algunas nubes, pareciera que desde el cielo, nuestro querido Pedro siguiera fumando sus pipas celestiales mientras el mar envía rítmicamente sus olas y la brisa pasa entre los pinos con las suavísima cadencia de uno de sus boleros. Gracias por siempre, Maestro.
Les dejo con otra versión de su éxito "Rascayú" ( me ha sido imposible encontrar la continuación que hizo con su hijo de este tema y que denominó "Raskaté"), como un guiño al excelente humor de este mallorquín, en la seguridad de que desde en algún lugar del cielo ha encontrado por fin la respuesta a su eterna pregunta: ¿cuando mueras que harás tu? por lo pronto, hemos encontrado una respuesta en nuestro corazón: Cuando ha muerto Bonet de San Pedro, nos ha dejado un vacío inmenso en el alma que ya dura ocho años.

mayo 26, 2010

El Bolero en España, herencia del indiano. Santa Cruz de Tenerife celebra el XVIII festival de bolero.

Santander, junto con Cádiz, Barcelona y Santa Cruz de Tenerife, tienen más de 250 años de tradición transatlántica con América que ha dejado en todos esos lugares la Habanero y el bolero como herencia inmaterial del indiano.
Como ocurre en Santander, en Santa Cruz de Tenerife el bolero sigue interpretándose en la actualidad con muchísima afición y aceptación. La mejor prueba de ello es la celebración este año 2010 del XVII Festival de bolero "Santa Cruz,Corazón mundial del bolero", que inserta este estilo en la propia celebración netamente canaria de las fiesta de Mayo:


El bolero tiene en Tenerife el corazón. Así lo celebra por decimoséptima vez en este año 2010, señalando que es un amor de "toda una vida", tal y como lo señalaron, inaugurando el Festival de bolero, los componentes del trío "los tres Aries":



El XVII Festival de bolero "Santa Cruz, Corazón Mundial del Bolero" se celebró el pasado fin de semana de Mayo en la plaza de La Candelaria del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Casi veinte años de puro corazón en estos festivales, veinte años precisamente, tal y como dice este bolero interpretado por Mayelín en el seno de este fantástico Festival de Bolero:


El Festival "Santa Cruz, Corazón Mundial del bolero" está integrado como es habitual dentro de las Fiestas de Mayo de la preciosa ciudad Canaria que rinde así un emotivo homenaje a los muchos indianos que se allí salieron hacia todos los países de América y que a su regreso dejaron el bolero como su herencia inmaterial. Canarias y en particular Santa Cruz tiene una inmensa tradición de bolero, que hace que este género esté presente, vivo, actual y por lo tanto moderno en esta "isla afortunada", como podemos ver en este vídeo:



Durante el acto, que contó con la asistencia de numeroso público, actuó el Trío Los Tres Aries, procedentes de Las Palmas de Gran Canaria: un trío de grandísima calidad musical y vocal y una diltada trayectoria con varios discos en su haber al mas puro estilo de los míticos tríos, como Los Panchos o los Tres Reyes con quienes han compartido escenario en varias ocasiones.


Un trío que, además, atesora en su repertorio muchos boleros de composición propia en los que no falta la inspiración de las bellas islas canarias donde han actuado durante muchos años y donde han acompañado a grupos y artistas como Azul Bohemia, Braulio, Ramón del Castillo, Maria del Monte, Sergio Rivero o José Vélez, entre muchos otros.



El XVII Festival "Santa Cruz, Corazón mundial del bolero" que nuestro admirado "Chicho" coordina y organiza con todo corazón, ha contado con la excepcional presencia de "Parranda de Cantadores", agrupación formada con la iniciativa de "Producciones Oye", precisamente con motivo de las Fiestas de Mayo y dentro de una propuesta de “Concierto de Solistas de Canto Popular”, y que ha ido consolidándose con los años hasta estar intergrada por diecisiete destacados miembros de algunos de los mejores grupos folklóricos de la isla tales como Aythami, Maresía, Orquesta de Pulso y Púa de San Cristóbal de La Laguna, Rondalla Anaga, Cuarteto de Laudes Plectrum, Los Cochineros de Ingenio (Gran Canaria), Agrupación Folklórica Universitaria, Los Zebenzui, Los Rodríguez de Milán (Tejina), Parranda Zenobio de Guía (Gran Canaria) Garoé y Los Sabandeños. Los solistas que intervienen (siempre que las obligaciones con sus respectivos grupos se lo permite) tienen un reconocido prestigio en el ámbito de la música popular y se han labrado un numeroso curriculum respaldado por muchos años de andadura y que en esta edición ha tenido la voz de Melquíades Cruz, que pueden ustedes comprobar y disfrutar:


Junto a Melquíades, los muchos aficionados han podido disfrutas de José Manuel Ramos, Olga Ramos, Héctor González, María del Carmen González y Calaya Rodríguez. El grupo ha editado este año su disco "Peregrino de tu amor" , en el que incluye este tema:



La oferta de bolero se completa en una de las regiones de España con más influencia de indianos con la propuesta sonora de la agrupación "Latitud Son", formada en 2004, integrada por doce componentes que se acompañan con dos requintos, tres guitarras, bajo, cuatro, timple y percusión. Además, el grupo cuenta con cuatro cantantes solistas y que, además de boleros, interpretaron sones, huapangos y guarachas, a los que añadieron temas propios canarios arreglados por ellos como la folía “El zurrón”, alguna malagueñas, la Isa “El parrandero” y temas que hicieron las delicias de los muchos indianos canarios como "Mujeres divinas", "El árbol", o el fantástico "Lágrimas negras":


La excepcional agrupación interpretó admás temas como "Solo con las estrellas", "Como el sol y el trigo", "Te odio y te quiero"... y boleros que llegaron al centr0 del alma de los muchos oyentes como "Inolvidable", "Cobarde", "Contigo en la distancia" o "Contigo aprendí", de entre ellos, me van a permitir destadar el bolero antes mencionado "cobarde":


El grupo ha compartido escenario con artistas de la talla de Los Sabandeños, Chago Melián, Manolo Mena, Isabel González, Juanito Pachín, etc... y está a punto de sacar su primer disco de bolero. Aqui les dejo a este fantástico grupo demostrándonos que con el bolero se aprende a sentir, a amar, a soñar y a VIVIR:


El fantástico evento de bolero que cumple su XVII edición está patrocinado por la Consejería de Cultura del Gobierno de Canarias, el Cabildo insular de Tenerife, las concejalías de Fiestas y Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y la Sociedad de Desarrollo. De nuevo nos ha dejado el regusto del recuerdo del buen hacer del bolero que tenemos de otros años. Desde Santander compartimos con Santa Cruz la misma herencia del bolero recibida de los "indianos",que es como se denominan en España a los Españole que marcharon a América y regrasaban para dejarnos un trocito de corazón impregnado de bolero. Ese bolero que nos llega al alma, como este que se escuchó en Santa Cruz y que ustedes pueden degustar como "gourmets del alma":

Santa cruz de Tenerife ha sido, junto con Cádiz, Barcelona y Santander uno de los principales puertos de comunicación transatlántica de España con América. La historia de la ciudad es, pues, ineparable de la propia historia de América, y en especial del Bolero, pues era de Canrias el primer cantante de bolero que grabó el primer bolero de la historia: Adolfo Colombo, cantante del cuarteto Villalón, que en los primitivos cilindro de Edisson realizó la grabación de un conjunto de boleros bajo el título "La Clave del triunfo del Bolero" en 1909. Allí murió Ernesto Lecuona cuando viajó a Canarias a ver el lugar de donde era su padre....



Son muchísimas anécdotas alrededor del bolero que situan sin dua a Tenerife como el corazón que desde la otra orilla del Atlántico late llevando la sangre apasionada hacia la orilla Americana donde aún viven muchos indianos y donde los lazos con España están regados por ese continuo latido de una ciudad viva que ha sabido modernizarse sin perder su historia y sin renunciar a los muchos años de vinculación con América.




Un festival de bolero que nos ha dejado en otros años perlas como estas: El grupo "Los Atlantes" (una reciente excisión del grupo "Los Sabandeños") cantando el bolero "Santa Cruz" y el bolero "Silencio"



La tradición de bolero de Canarias Ha dado muchísimos grpos y cantantes de bolero, entre los que destacamos "Mestisay", quien interpretan, con sabor portugués el bolero "bésame mucho" que estrenara en 1941 el bolerista sandanderino Emilio Tuero y de igual modo el bolero de la misma compositora, Consuelo Velázquez" "Amar y vivir"



Algunos tríos dedicados al cultivo del bolero se mantienen en Canarias, como el ya nombrado trío "Los tres Aries", o el "Trío Ucanca" o "Los Caballeros", por citar a tres de los más constantes. Los primeros siguen fieles al esquema y armonías de Los Panchos, con el estilo que al requinto supo dar el inmortal Alfredo Gil. Los segundos han optado por introducir las innovaciones que en su tiempo pusieron en práctica Los Tres Ases, de Juan Neri, o Los Tres Caballeros, de Roberto Cantoral. En esa línea fueron pioneros en Canarias "Los Príncipes" de Chicho, Manolo Melián y Miguel Martín, que seguían a finales de la década de los cincuenta del pasado siglo las pautas que lograron imponer Ases y Caballeros mexicanos. Los tres trios canarios llegaron a ser fidedignos espejos de Neri, Héctor González y Marco Antonio Muñiz, especialmente a través del requinto virtuoso de Miguel Martín Escalón, que inició una larga relación de destacados requintistas en el género, con Julio Tejera, Fernando Calimano, Emilio Gómez, Juan Santana (actual miembro del grupo de bolero de Santander "Jueves de Boleros") y Beny Baute. De este modo, Sata Cruz de Tenerife y Santander han mantenido viva la música de bolero a través de sus tríos ( en Santander el trio "Los Brisas", fundado a mediados de los años cincuenta, siendo el más veterano de España), recordándonos que el bolero es en estos dos lugares el patrimonio inmaterial de los muchos indianos que salieron y llegaron a sus respectivos puertos durante más de 250 años de comunicación privilegiada con América. No en vano, Santander ha erigido el mayor monumento al indiano del mundo, presidiendo su bahía desde lo alto de la "Peña Cabarga".

De este modo, cincuenta años después, Chicho y sus compañeros del Trío Ucanca aún mantienen el sabor "de siempre" que dejó el estilo de "Los Tres Ases", cantando tras la estela de Juan Neri y sus difíciles e inconfundibles melismas. Por su parte, el trío "Los tres Aries", que abrió en este año 2010 el Festival "Santa Cruz Corazón mundial del bolero", reflejan al pie de la letra la influencia de Los Panchos, como se pone de manifiesto en su penúltimo disco, que data de 2005 y en su último disco, editado en 2009. En ellos se incluyen boleros clásicos del repertorio panchero, como Nunca jamás (Lalo Guerrero), Gritando por la calle (Fernando Maldonado) o Un minuto de tu amor (Álvaro Carrillo), junto a otros ensayos de propia cosecha, que firma Salvador Delgado, uno de los miembros del trío. A pesar de que en ellos se abordan asuntos y temas relacionados con Canarias (Canarias tropical, Paseo por Canarias, Puerto de Santa Cruz y Navidad en el Roque Nublo), el repertorio ha sido tratado bajo las reglas interpretativas de Los Panchos.

Un grupo canario que no podemos dejar de nombrar es la agrupación "Los Sabandeños", que desde su origen en el año 1966, en la localidad lagunera de Punta del Hidalgo, dirigido por Elfidio Alonso Quintero, esta considerado el grupo canario más reconocido a nivel internacional, justamente, pues a lo largo de su carrera han grabado más de 50 discos, realizando además gran cantidad de giras por varios países de Europa y América, e interpretado una variedad de ritmos musicales, especialmente temas de música de folklore canario, temas musicales latinoamericanos y boleros. Como característica de sus carácter de investigación en el folclore canario, siguen usando como capa la tradicional Manta esperancera, un atuendo de abrigo típico de los campesinos tinerfeños, aunque de origen inglés su confección. Algunos de los cantantes con los que han participado con Los Sabandeños son Celia Cruz, José Manuel Soto, Joan Manuel Serrat, Celina Rodríguez o Silvio Rodríguez. Aqui les tienen cantándole al amor junto a Olga Guillot, en Tenerife:



El tema emblemático de "los Sabandeños" es el pasodoble (que en América se denomina con frecuencia "bolero moruno") titulado "islas Canarias". Fueron nominados a un Grammy en 1999 por el disco de bolero "Te canto un bolero" junto con la cantante María Dolores Pradera. Y es que con ellos no existe un momento en el día en que podamos dejar de escuchar boleros:



Nos despedimos con un abrazo fraternal desde Santander con un recuerdo al cantante canario que nos ha llenado el alma de pasión, de sentimiento y de buen hacer: Alfredo Kraus. En esta ocasión, Kraus- quizá uno de los mejores tenores de ópera de la historia- interpreta el bolero "tenerife" junto a Los Sabandeños:



No sólo en la isla de Tenerife, está presente el bolero, sino que n la capital de las islas, la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, con motivo de la celebración este año del 532 aniversario de su fundación, cuenta, como en ediciones pasadas, con un espacio dedicado al programa "Tenderete" de Televisión Española, en la plaza de Santa Ana,donde con seguridad se interpretarán boleros, y también el 18 de junio se celebra durante dos noches en el casco histórico, concretamente en la plaza de Santo Domingo, la segunda edición de la noche de boleros.

mayo 14, 2010

Moncho: 50 años de bolero en España

El bolero en España está de cumpleaños: Moncho, "el gitano del bolero", a quien Lucho Gatica bautizó con el sobrenombre de "el rey del bolero", celebra sus primeros 50 años sobre los escenarios interpretando boleros, instándonos a acercar nuestros corazones y, como decia Chico Novarro, superar los miedos y abrir las puertas del corazón confesando a quien nos gusta: "no quisiera yo morirme sin tener algo contigo"



¿Hace falta que te diga
que me muero por tener
algo contigo?

¿Es que no te has dado cuenta
de lo mucho que me cuesta
ser tu amigo?

ya no puedo ni mirar tu boca
sin deseártela de una manera loca
necesito controlar tu vida
saber quién te ama
y quién te abriga

¿hace falta que te diga
que me muero por tener
algo contigo?
¿es que no te has dado cuenta
de lo mucho que me cuesta
ser tu amigo?

ya me quedan muy pocos caminos
y, aunque pueda parecerte
un desatino
no quisiera yo morirme sin tener
algo contigo

Ya no puedo continuar asi
espiando tu llegada
dia y noche
adivinando

ya no se con qué incocente excusa
pasar por tu casa
ya me quedan muy pocos caminos
y, aunque pueda parecerte
un desatino
no quisiera yo morirme sin tener
algo contigo

De nombre real Ramon Calabuch Batista, confiesa sentir pasión por sus dos nietos, que tienen ojos azules porque su hija se casó con un noruego, y dice ser "un cantante de casa, del barrio", concretamente del barrio barcelonés de Gracia (Barcelona, España), donde nació un 26 de julio de 1940. Hijo de una familia de gitanos catalanes, aprendió a cantar a ritmo de rumba catalana, rodeado de artistas como Peret o Antonio González “El Pescaìlla”, primo suyo y marido de la inolvidable y grandiosa Lola Flores, lo que le dejó marcado a fuego el ritmo de la rumba y el sentir del flamenco. Moncho reconocía la particular relación que tuvo con el guitarrista y marido de Lola Flores: "Soy gitano y me he criado con el flamenco en mi barrio de Barcelona. Desde que tenía 12 años cantaba y bailaba con "El Pescaílla". Era un bolero-flamenco lentito. Luego, he hecho boleros de todas las maneras, fusionándolo con todos los estilos: jazz, música cubana… ".
De este modo y desde pequeño, la tendencia y el gusto del joven Ramón se decantaba por un estilo diferente: el bolero: un género que trajo a Barcelona el gran Antonio Machín, quien llegó en Septiembre de 1939 -un año antes de nacer Moncho- llegó en tren desde París huyendo del estallido de la segunda guerra mundial, según parece esperando que el conflicto acabase y donde, lógicamente, tuvo que quedarse, empezando a cantar inicialmente en el humilde teatro Shanghái, donde conoció a Antonio José Valero, director de la orquesta y donde en seguida cosechó sus primeros éxitos en España, de un modo tan espectacular que llevó a la sala a cambiar su nombre por el de "Bolero". Cuando Moncho tenía 6 años, Antonio Machín grabó sus primeros boleros en España: "amar y vivir", "yo te diré", "toda una vida" y "no vuelvo contigo", que eran profusamente radiados en Barcelona y formaron parte del universo musical del jovencísimo Ramón Calabuch. En el Barcelona de entonces actuaba Bonet de San Pedro (incialmente como cantante de la Gran Orquesta de Ramón Evaristo -la misma en la que se inción Moncho-, y de la Orquesta Gran Casino) desde 1942 con la famosa agrupación llamada "Bonet de San Pedro y los 7 de Palma" en el Salón Rigat de Barcelona cosechando una aclamadísimo éxito, para después pasar al Club Trébol., locales donde también actuó Machín, junto con "el cortijo", "Monterrey" y "La rosaleda". Por su parte, desde 1946 Jorge Sepúlveda trabaja como la voz del bolero en Radio Madrid, desde donde sacó al mercado muchos éxitos de bolero, como su bolero "Santander". El éxito que tuvo el bolero en la España de los años cincuenta, y en particular Machín en la Barcelona de Moncho, le permitió al cubano embarcarse en el proyecto "melodías de color", en el que hizo una exitosa gira que le llevó a actuar en el teatro "Novedades" de Barcelona, no muy lejos de la casa de Moncho, donde hacía 3 sesiones diarias, lo que indica la importancia y la gran aceptación que tenía el género del bolero en Barcelona en la juventud de este bolerista que entonces no llegaba a los dieciséis años, pero que ya entonaba boleros, para el asombro de los gitanos que lo veían como "un bicho raro" según confesaba el propio Moncho: "Yo ya con 12 años era un romántico empedernido. Me encerraba en mi cuarto con un tocadiscos a escuchar canciones de Lucho Gatica, Machín y otros por el estilo, en vez de jugar al fútbol con mis amigos". Esa mezcla entre la herencia del estilo de Machín y la omnipresencia del flamenco es la esencia de identidad del bolro de Moncho. Aqui le tienen con la flamenca y cantante de copla Marifé (que por cierto no se acopla mucho a Moncho) en el bolero "somos" que hiciera popularísimo Antonio Machín:

La influencia y admiración hacia Antonio Machín del joven Ramón le llevaría a aceptar más tarde el sobrenombre de "el rey del bolero", que le impuso Lucho Gatica y que a principios de los años cincuenta llevaba el propio Antonio Machín cuando hacía giras con Juanito Valderrama. A Antonio Machín también le llamaban entonces "el divo de las melodías modernas" y "el cantante del corazón en la voz". En 1947 Machín ya había logrado vender en España nada menos que 48.000 discos de la primera edición de su éxito "angelitos negros (que a su vez Machín escuchó en la voz de Toña la Negra, a instancias de su pianista Santiago Botafogo) lo que da una idea que el bolero era la música "de moda" romántica que acompañó la juventud de Moncho. En una entrevista, Moncho recordaba haber ido a ver actuar a Machín al teatro: en aquella época (de 1949 a 1961), Machín actuaba como coempresario con Vicente Lladró, en un espectáculo llamado "ébano y marfil", donde ofrecía boleros y música cubana y quizá fuera este el primer espectáculo de bolero que escuchó Moncho y que reforzó su intención de dedicarse a cantar boleros desde muy joven y de este modo se tiene constancia de que cantaba boleros en 1956 (el mismo año que en Santander se forman los tríos de bolero "Los brisas" y los "Piedras Blancas"), cuando tenía 16 años. Como ellos, Moncho recogía la herencia del cubano Antonio Machín y del venezolano Lorenzo González - amigo íntimo de Moncho- que había llegado a España en la primavera de 1952, actuando en la sala de fiestas Casablanca de Madrid (donde actuaron Jorge Sepúlveda y Machín) con su orquesta tocando boleros y música tropical y que en mayo de 1954 contrató como pianista a un joven barcelonés de 21 años, llamado Tete Montoliu (que grabó posteriormente un fantástico disco de bolero con Mayte Martín titulado "free boleros") y que marcó un hito en la historia del bolero en España con su disco "Cabaretera" (de Bobby Capó, grabado con la discográfica Odeón), y con su segundo disco con el cubano Gilberto Urquiza de título "Hola, ¿qué tal?". El bolero tenía en España numerosos seguidores a la sombra de las grandes figuras de entonces: Machín, Sepúlveda y Lorenzo González. No cabe duda que Moncho ha escrito una nueva página d oro en la historia del bolero en España y, como ellos, resultará INOLVIDABLE:

El propio Moncho declaraba en un entrevista cómo empezó a dedicarse a cantar boleros: "Yo cantaba con mi familia en las fiestas y cantaba boleros, lo que era extraño en un mundo donde el flamenco era lo que predominaba. Aproximadamente tendría dieciséis años cuando un quince de agosto llegó a mi barrio una orquesta que se llamaba “Ramón Evaristo y Orquesta Antillana” que me invitaron a subir al escenario y cantar con ellos, cuando bajé ya tenía mi primer contrato. Durante un tiempo fui con aquella orquesta bajo el nombre de Moncho Batista el Ciclón Cubano ya que así fui bautizado por el empresario que me prohibió hablar para que no se notara que yo de cubano no tenía nada, hasta que un día en Manresa una señora me preguntó si me gustaban la “butifarra amb seques”, un plato muy catalán, y cuando dije que sí se descubrió el pastel, aquella noche durante la actuación todo el público ya estaba enterado que yo era de Gràcia y casi me linchan, allí quedó enterrado el “Ciclón Cubano” y nació Moncho. Estuve compaginando mis actuaciones como cantante junto con algunos trabajos hasta que volví del servicio militar y entonces mi padre ya me dejó dedicarme totalmente a la canción. En aquellos años los padres no te consideraban todo un hombre hasta que no regresabas del servicio militar". Mirando retrospectivamente, considerando el ambiente donde se crió Moncho, es un auténtico milagro que saliera un bolerista de esa magnitud, alguien que cuando canta hace un milagro, como su bolero "Haz un milagro otra vez"

No debe extrañarnos la juventud de este cantante de bolero, pues en el mismo Santander, cuando tenía dieciséis años de edad, el santanderino Alberto Lemaur formó el trío "los tres del norte" en 1945 y también tenía 16 años "Nanín", (el menor de los componentes) cuando junto a los hermanos Santiago fundaron el trío "Los Brisas" en Santander en 1956 (aún siguen cantando juntos 55 años después). Llegaban en aquella época a España discos de la cubana Olga Guillot, del argentino Leo Marini y de la mexicana Elvira Ríos, y sobre todo del barcelonés Xavier Cugat y su orquesta, donde cantaba el compositor e intérprete de boleros puertorriqueño Bobby Capó, pero entre todos ello fue Lucho Gatica quien más influyó en el estilo del joven bolerista barcelonés: Su disco sencillo con el tema "Piel Canela" editado en Chile en 1951, llegó a España varios años más tarde, convirtiéndose en un gran hit, pero sobre todos fueron las grabaciones que llegaron a España junto al Trío Los Peregrinos (que formaban el gran cantante boliviano Raúl Shaw Moreno - que también fue miembro de Los Panchos-, además de los chilenos Fernando Rossi y Pepe González), con las que hizo famosísimos en España boleros como "Contigo en la distancia", del cubano César Portillo de la Luz, y "Sinceridad" del nicaragüense Rafael Gastón Pérez, (grabados por el sello Odeón). Y en España, fue Lucho Gatica quien hizo popular el tema de Consuelo Velázquez, "Bésame mucho", en 1953, estrenado en Méjico en 1941 por el santanderino Emilio Tuero. Los siguientes éxitos de Lucho Gatica en España fueron "No me platiques", "Tu me acostumbraste" y "Voy a apagar la luz", que formaron parte del primer LP de boleros que llegó a España en 1958. Todas esas influencia pesaron sobre un Moncho que se iba curtiendo en los escenarios como cantante del grupo "Ramon Evaristo y su orquesta de swing", hasta que le llamaron para hacer el servicio militar, obligatorio entonces para todos los españoles y que duraba un año.
A la vuelta del servicio militar, con apenas 20 años, Ramón Calabuch no volvió a actuar con el conjunto “Ramón Evaristo y Orquesta Antillana”, ni se tiene constancia de que siguiera utilizando su primer sobrenombre: "Moncho Batista el Ciclón Cubano", con el que intentó abrirse camino en Barcelona. Pero si se tiene constancia de que en estos inicios formales como cantante en 1960 no ocultaba su admiración por Lucho Gatica, a quien intentaba emular en su modo de interpretar boleros, cuando empezaba a actuar en pequeñas salas de Barcelona. En seguida Moncho se convirtió en un auténtico experto en bolero, interesándose por el bolero antillano, caribeño, y quería cantarlo como se canta en origen, así empezó a rodearse de músicos americanos que le ayudaron a conocer más las raíces de esa música y entrar en relación más profunda con el bolero. Su relación con Cuba se hizo entonces muy intensa, siendo su estancia en la Habana uno de los momentos más importantes en la vida y desarrollo profesional del más importante bolerista español. Allí trabó una importante amistad con Pacho Alonso, cuando este había abandonado la formación de los Bocucos - que pasó a ser liderada con la voz de Ibrahim Ferrer- e hizo la agrupación "Pacho Alonso y sus Pachucos".La influencia del son cubano quedó patente en Moncho, que desde entonces solía incluir boleros interpretados en calve de son, como este "pienso que me oyes"

A la vuelta de Cuba decidió mantener como nombre artístico su propio nombre: "Moncho", mientras interpretabo boleros en tdos lo lugares, desde los más humildes hasta en la fiestas privadas de más copete.

Desgraciadamente, cuando Moncho inició su carrera, en los años 60, las compañías de discos obviaban el bolero y los cambios de gustos del público español, instrumentalizado como hemos apuntado por la presión de las discográficas que apostaban por un mal entendido "modernismo" y en muchos casos obligaban a los artistas a hacer temas de sonido aglosajón, hizo que se fuera abandonando este estilo latino que caracterizó al época de oro de Jorge Sepúlveda, el cantante adorado en Santander, de modo que el fenómeno de las "fans" que comenzara Jorge Sepúlveda a finales de los cuarenta, pasó a nuevos artistas a finales de los cincuenta, como José Guardiola, cantante catalán de voz grave y profunda, quien rivalizaba con el Dúo Dinámico, y las "fans" se llamaban las “dinámicas" y las “guardiolistas". Ambos versionaban canciones llegadas de Francia, de Italia, y sobre todo de Norteamérica. De este modo, a mediados de los sesenta, ni los boleros ni la copla eran ya la música preferida de los españoles, y con la llegada de las baladas italianas y la música anglosajona, el gusto por la música española o "latina" declina. La aparición del rock´n roll a mediados de los cincuenta, y posteriormente el movimiento "Hippie" y el sonido "beat" liderado por los Beatles puso muy difícil al defensa del bolero para Moncho que, sin embargo, siguió apostando por este género romántico y latino por excelencia. No en vano el bolero cuando se canta preseguido, casi prohibido, inconfesable y en la pura intimidad.. que justamente el estilo de bolero que Moncho adoptó esde el prinicipio, escogiendo temas que reflejaban esa cara prohibida de amores ilícitos, secretos y apasionados, que sólo se recionocen la la intimidad, como este bolero de Ronerto Cantoral titulado "soy lo prohibido"

Soy ese vicio de tu piel
que ya no puedes desprender.
Soy lo prohibido.

Soy esa fiebre de tu ser
que te domina sin querer.
Soy lo prohibido.

Soy esa noche de placer,
la de la entrega sin papel.
Soy tu castigo.

Porque en tu falsa intimidad
en cada abrazo que le das
sueñas conmigo.

Soy el pecado que te dio
nueva ilusión en el amor.
Soy lo prohibido.

Soy la aventura que llegó
para ayudarte a continuar
en tu camino.

Soy ese beso que se da
sin que se pueda comentar.

Soy ese nombre que jamás
fuera de aquí pronunciarás.

Soy ese amor que negarás
para salvar tu dignidad.

No obstante, Moncho encontró en la Cataluña de los 60 un espacio afín donde expresarse, pues si bien la moda de los conjuntos acabó con los cantantes románticos, afortunadamente frente a este movimiento orquestado por las compañías discográficas, surgió en toda España otro diametralmente opuesto que reivindicaba la música española "de raiz", que se denominó entonces movimiento "Camp" y que en Cataluña se conocía como "nueva canción" (nova canÇó) catalana y en la que Moncho, que se mantuvo fiel al bolero y a la música romántica, encontró un refugio para expresar ambas. De esa época incluyó en su repertorio canciones como "Rosó", de Miquel Poal Aragall y Josep Ribas, emblemática canción catalana que formó parte inseparable de su repertorio desde etonces.

a Rosó hay que añadir numeroso títulos de la "nueva canción" catalana, como "On és la gent?", "Conec un lloc" o "amor meu" entre otros temas de Joan Isaac, "A poc a poc" de Francesc Pi de la Serra, "Mai més" de Albert Pla, "Treballaré el teu cos" de Raimon y muchas otras que posteriormente incluyó en sus primeros discos, tres de ellos en lengua catalana (Paraules d'amor en 1993, On és la gent? en 2003 e I tant que sí en 2005). Moncho, desde entonces, adapta canciones de autores de la cançó, y arropa los temas con su voz llevándolos a su terreno, los hace suyos y hasta Juan Manuel Serrat -amigo personal suyo- reconoce que Moncho convierte sus canciones en temas propios que le sientan como anillo al dedo, siendo el único intérprete para el que Serrat ha compuesto una canción especialmente (Massa per mi) Moncho ha grabado seis temas de Serrat adaptados a su particular estilo de bolero: "Sinceramente tuyo", "Això que en diuen estar enamorat", "Pare", "Penélope" "Me´n vaig a peu" y el romantiquísimo "Paraules d'amor".

También cantó boleros traducidos al catalán, como "Enllà en la distància", adaptación catalana que Josep Maria Andreu hizo del bolero Contigo en la distancia de César Portillo de la Luz, costumbre que ya tenía la bolerista catalana Núria Feliu. De igual modo, Moncho ha tenido siempre el profundo agradecimiento al movimiento de la "nueva canción" catalana que le apoyó desde un primer momento, incorporando a su repertorio, traducidos al catalán y abolerados al estilo de Moncho, temas como "T'estimo tant", una adaptación catalana de A.G. Demestres del tema Caruso de Lucio Dalla. "Si mai faltessis tu", adaptación en catalán de Ramon Rodó Sellés del tema Si me faltaras tú de Ricardo Ceratto, temas emblemáticos de aquellos años sesenta-setenta como "Paraules, paraules", adaptación catalana de A.G. Demestres del clásico italiano Parole, parole de Leo Chiosso, Giancarlo del Re y Gianni Ferrio y temas modernos como "I com jo t'estimo", o " Potser si m'abraces ", de Montserrat Pratdesaba, conocida artísticamente como Big Mama. Junto a Mopncho, la cantante de bolero catalana Núria Feliu, fue la pionera en adaptar boleros al catalán, siendo histórico su LP de boleros que editó en 1975. Fue precisamente Núria Feliu la que lo introdujo a hacer versiones de boleros populares, como las que cantará (con letras adaptadas al catalán por Josep Maria Andreu): Allá de la distancia y A solas. O cantaba piezas en castellano de autores catalanes, como "Terciopelo", una pieza de Joan-Baptista Humet, que Moncho cantó en el homenaje al artista fallecido. Moncho declaró «Cada concierto es también un objetivo; enfrentarme a un público tal vez diferente. Todo tiene su importancia y siempre me hace ilusión hacer algo por primera vez". Respecto a interpretar temas en catlán, Moncho confesó: "Las discográficas siempre me han dicho que un disco, en uno u otro idioma, cuesta lo mismo, pero la producción y la venta son más cortas en catalán, sin embargo, siempre he ido introduciendo repertorio en catalán. Yo hablaba un catalán de la calle, no lo había aprendido en la escuela, pero con las canciones de Serrat me encontré muy cómodo".
De este modo, siempre entregado al bolero, Moncho cantó en todos sitios: desde pequeños bares hasta grandes escenarios, grabando cintas magnetofónicas que se conocían con el nombre de "casetes" y que se vendían sin apenas publicidad en todos los sitios (recuerdo las gasolineras, donde los camioneros siempre se proveían de sus cintas de música o "casetes" y entre los que llegó a ser un ídolo indiscutible) y que eran recomendados "de boca a boca" por los muchos aficionados al bolero en España. Moncho reconocía en una entrevista: "Yo que me considero un currante de la música y un gran profesional he tenido, en algunos momentos, que pasar por diversos escenarios, incluso por cabarets donde la gente iba más con el deseo de meterse mano que con el de escuchar mis boleros. Puedo decir que lo mismo he cantado para el Príncipe que para las putas". Desde este blog de boleros, reconocemos la importantísima fuerza de voluntad de este apasionado bolerista español, que se mantuvo fiel al bolero, capeando épocas muy duras y que no dudó en autoeditarse cuando las discográficas le cerraban sus puertas en una absurda política de "modernismo" malentendido. De este modo, temas como "amar y vivir" de Consuelo Velázquez" (que ya incluyó Antonio Machín en su disco "toda una vida")tenían un significado especial en la voz de Moncho.. que le daba pleno sentido a un mensaje que incita a amar sin dejarse llevar por convencionalismos sociales y por el "qué dirán", rompiendo con modas y con tópicos... Moncho tuvo la intención de hacer del bolero un incitador al amor, a la pasión y a no dejar pasar ninguna oportunidad para amar:

Por qué no han de saber
que te amo, vida mía,
por qué no he de decirlo,
si fundes tu alma con el alma mía.

Qué importa si después,
me ven llorando un día,
si acaso me preguntan diré
que te quiero mucho todavía.

Se vive solamente una vez,
hay que aprender a querer y a vivir,
hay que saber que la vida se aleja
y nos deja llorando quimeras.
No quiero arrepentirme después
de lo que pudo haber sido y no fué,
quiero gozar esta vida teniéndote cerca
de mi hasta que muera.

Gracias a Moncho, en España el bolero se ha mantenido como el género romántico por excelencia; el bolerista catalán reconocía "Considero que con mis canciones he contribuido durante años a aumentar la tasa de natalidad en España, son muchas las parejas que han venido y me han dicho que más de una vez han estado durante toda la noche haciendo el amor al ritmo de mis boleros". Su fidelidad al bolero es lo que le ha granjeado el respeto de toda España, de toda América y como insiste en recordar Moncho: "El bolero me ha dado el respeto y el cariño de mi gente, los gitanos". El bolero en Barcelona tiene en Moncho su referencia más actual. En una entevista en Méjico, Moncho confesaba que " en España, los espacios para boleristas se están cerrando, pero aún así los apasionados continúan fieles a los exponentes de este género". Esta idea le dio pie para editar en 1990 su disco "Conversaciones en tiempo de Bolero", donde incluía el tema "Otra vez" y el apasionadísimobolero titulado "me muero me muero"

Por acariciar tu piel bornceada, me muero, me muero.
Por poderte amar esta madrugada me muero, me muero.
Por desabrochar tus ropas modernas, me muero, me muero
Por apaciguar mis ansias internas me muero, me muero.

Por alborotar tu pelo negro entre tus sábanas calientes
Bebiendo el dulce y el amargo de tus labios impacientes.
Por cabalgar vientre con vientre igual que antes
Hasta que el día nos encuentre en un abrazo de amantes

Por entregarte todas mis cosas
y en ti sembrar todas mi rosas
por adorarte como yo quiero
me muero, me muero.

Y es que en Barcelona, como ocurre en Santander y en Santa Cruz de Tenerife, la larguísima tradición de comunicación transatlántica con América durante más de 250 años ha dejado como herencia la habanera, el tango y el bolero, prendidos para siempre en los corazones de los descendientes de los españoles que marcharon a América y que volvieron a su tierra, trayéndose el corazón hinchado de las músicas del alma de la América de entonces, unos españoles que se les conoce cariñosamente como "indianos" y que dejaron el bolero como su herencia inmaterial para posteriores generaciones. Cuando en una entrevista le preguntaron ¿Qué es el bolero?, Moncho contastó: "Los boleros, en pocos versos, siempre cuentan toda una historia generalmente de desamor aunque para que éste exista primero ha sido el amor. Este sentido trágico lo comparte el bolero con la copla y el tango que también suelen explicar tragedias con el amor y el desamor como trasfondo". Este es uno de los primeros boleros que grabó Moncho y que da título a uno de sus más conocidos álbunes: "sábanas de seda"

Por eso fue mágico el reconocimiento de Barcelona en su primer actuación en el Liceo tras "haber actuado desde los cabarés más 'cutres' a salas de fiesta más conocidas" como el propio Moncho se esforzaba en hacer recordar: Moncho siempre guardó un gratísimo recuerdo de aquella actuación: "Siempre he sido bien recibido en mi ciudad y no me asustan los escenarios por los que he pasado aunque reconozco que impresiona mucho el escenario del Liceu donde hay que levantar mucho la vista para llegar a ver las localidades más altas. Para mi el Liceu ha sido hasta ahora el escenario más importante de todos los que he actuado y en el que, al principio de mi actuación, pasé algunos nervios, afortunadamente el cariño del público hizo que enseguida me sintiera como en casa".
Moncho ha sido aclamado y admirado no sólo en España sino también en Latinoamérica, especialmente en Cuba y México. De hecho, ha mantenido una estrecha amistada con los más grandes boleristas del mundo, que le han reconocido el enorme mérito de su trabajo y dedicación al bolero y la grandísima calidad de su voz. Nunca ocultó su origen humilde, su militancia en partidos de izquierda ni su debilidad por el modo de interpretar boleros de Lucho Gatica, con quien le unió una recíproca admiración. Moncho declaraba en una entrevista que " Ahora el rey del bolero soy yo, así me lo dijo Lucho Gatica, de quién tanto y tanto aprendí, fue mi maestro, aunque siempre he intentado tomar lo mejor de cada uno de los grandes cantantes, este título monárquico de rey del bolero no cuadra mucho con una persona de izquierdas como soy y he sido durante toda mi vida, nunca he escondido mi pensamiento". Uno de sus grandes triunfos de su recorrido artístico ha sido el bolero Llévatela que compuso especialmente para su voz Armando Manzanero. Cuando en una entrevista le preguntaron;" Después de tantos años ha cantado muchísimos, pero, ¿cuál es su bolero favorito? ", Ramón Calabuch respondió: "Sin duda es Llévatela. Le tengo un cariño especial porque fue una canción que me hizo Armando Manzanero en 1963".

Llévatela, si al fin y al cabo
ella piensa mucho en ti,
por la forma en que te mira
comprendí
que olvidó todas las cosas
que le di.
Llévatela,

es un poco caprichosa
por momentos es celosa
y otras veces
cariñosa.
Hace tiempo
que me está fingiendo,
no me está diciendo
ninguna verdad.
Mis amores
se han ido muriendo,
seguir insistiendo
sería necedad.
Llévatela, y si es cierto
que le tienes tanto amor
eso hará que no le encuentres
ni un error,
vivirás agradecido a su calor.

si al querer decir tu nombre
pronuncia el de otro hombre,
igual le pasó conmigo,
por eso vamos, mi amigo,
te suplico la lleves
para el bien de los tres.

Manzanero no fue el único que compuso boleros para Moncho: Juan Manuel Serrat le compuso "Massa per mi" y Concha Valdés Miranda le compuso este apasionadísimo bolero titulado "Házmelo otra vez".

Un momento crucial de su vida profesional fue el concierto del Palau de la Música de Barcelona a finales de 1992, en el que en reconocimiento del apoyo que siempre tuvo de la "noca canÇó", lo cantó bilingüe catalán y castellano canciones catalanas. En ese recital, se reconocen como dotadas de una especial calidez y calidad sus recreaciones de temas de Joan Manuel Serrat, de quien es amigo y admirador, de hecho no sólo Serrat compuso para él la canción "Massa per mi" que grabó en su disco Paraules d´amor, su primer disco en catalán que presentó en el Palau de la Musica Catalana de Barcelona, además en ese mismo disco versionó el tema Paraules d´amor que le da nombre al disco, también cantó los temas serratianos Per què la gent s´avorreix tant? y Això que en diuen estar enamorat, (curiosamente este último fue incluido también en el disco homenaje Per al meu amic Serrat en el año 2007).
En 1992 Moncho pisó por primera vez la sala modernista del Palau de la música de Barcelona. Moncho lo recordaba con mucho cariño «Hice un recital de canciones de autores catalanes», un concierto que compartió con amantes del bolero y entre ellos Juan Manuel Serrat con quien cantó "Sinceramente tuyo" (también del Noi del Poble Sec y que volvieron a cantar a dúo en el disco "Quédate conmigo" de 1999). y "Paraules d'amor". También cantó en solitario "Rosó" y, acompañado del cantante Sergio Dalma interpretó los boleros "Contigo aprendí" y el tema que Dalma defendió en Eurovisión "Bailar pegados". En aquel memorable concierto, Moncho cantó con Josemi Carmona, "No ha sido un sueño", una colaboración del disco que Moncho grabó con Ketama, y el bolero "Llévatela" - su preferido" en un arreglo que el propio Josemi Carmona había hecho para grabarlo con Manzanero en su disco "duetos". Volviendo a sus raíces flamencas, Moncho hizo un apartado acompañado por el pianista Toni Olaf-Sabater. Junto con Diego 'el Cigala' (que obtuvo un gramy por su disco de bolero "lágrimas negras" junto a Bebo Valdés), cantó el bolero "la noche de mi amor" en una auténtica fusión del bolero con el flamenco. Incluye una entrevista curiosoa donde confiesa que el Propio "Cigala" le pidió que subiera al escenario en un espectáculos suyo en el Liceo donde cantó "Inolvidablemente" y este bolero: "La noche de mi amor"
En ese concierto también estuvo acompañado por su sobrino Yumitus (Jaime Calabuch) en el bolero "Te extraño" y con Joana y Josep Mas (Kitflus) en el emblemático bolero "Bésame Mucho", que estrenara en 1941 en Méjico el bolerista santanderino Emilio Tuero Cubillas.
Ese mismo año de 1992, el director español Bigas Luna incluyó la voz del catalán en ell tema "Otra vez" de su disco "Conversaciones en tiempo de Bolero" (1990) en la banda sonora de su película “Jamón, Jamón”, protagonizada por Penélope Cruz y Javier Bardem.
En concierto del Palacio de la música de Barcelona le catapultó a la fama, especialmente cuando en 1993 graba su primer disco en Catalán: "Paraules d´amor" (palabras de amor) en el que incluyó junto a los temas en catalán antes nombrados, una traducción del bolero "piensa en mi" de Agustín Lara, junto a estos temas: “Massa per mi”, “No sóc res sense tu”, “Paraules d'amor” , “Nocturn”, “Per què la gent s'avorreix tant?” ,”Finestra” ,”Treballaré el teu cos”, “Rosó”, ”Viure encadenats”, “Això que en diuen estar enamorat”, “Pensa en mi”.
A finales de ese mismo año de 1993 edita un segundo disco de bolero, esta vez en Castellano, titulado "Sábanas de seda", en el que incluía un fantástico dueto con otro bolerista catalán, Dyango en el enlazado de boleros titulado “entre dos amigos” al que seguían los temas "sábanas de seda", "ay cariño", "Nuestra edad es la distancia", "se te nota", Que tengo que hacer, "Sin salida", "Hombre secreto", "Y no es que es amor", "si a veces hablo de ti" y el fabuloso bolero "me muero, me muero".
A pesar de la actividad que le llevaba actuar en numerosas salas de fiesta por todo el país, en el año 1994 edita un fabuloso disco de bolero: "Moncho, el bolero y yo" (Horus, 1994) con fabulosos boleros como "Conversación en tiempo de bolero", "Ay, cariño", "Que no se te olvide", un bolero que elgió para cantarlo en el Liceo con la jovencísima Tati Román y que resultó un tema apasionadísimo, como puede comprobarse:

en el mismo disco incluyó boleros como "La noche de mi amor", "Se te nota", "Otra vez", "Fin de semana", "Heridas", "Orgasmo", "Sin salida", "El amor cuando se va", "Madrecita" y un conjunto de Boleros encadenados
Actúa por primera vez en Méjico el 5 de noviembre de 2005, en una gira en el se aventuraró a incluir el tema "Mujeres divinas", del exitoso compositor Martín Urieta. moncho aseguró entonces que le fascinaba esa melodía ranchera misma que se ha colocado en los primeros sitios de popularidad no sólo en México, y gran parte de Latinoamérica, sino también en España, donde la canción es muy solicitada."Claro que yo la interpreto con un toque español y espero que les guste la interpretación con mis cinco músicos, el piano, la guitarra española, el contrabajo, la batería y las percusiones", comentó. mientras añadía que le "agradaría tener a Urieta entre el público y saludarlo, pues siento una gran admiración por sus letras".
En frenético trabajo, saca al mercado en 1996 su disco "Sombras" donde incluía el bolero de Emilio Tuero "Bésame mucho" y Sombras, Me Vas A Echar De Menos, Falacia, El día que me quieras (tango-bolero que Gardel compuso en Barcelona), Loco Corazón, No me pidas canciones, Regálame tus veinte años, Me Has Echado al Olvido, Se nos rompió el Amor, Si tú quieres, Mi problema y El gato (La Gata) que Moncho elegió para dedicarsela a Rocío Dúrcal:

En el año 1999 Moncho edita dos álbumes: "En medio de la vida" (editado por HORUS) y "Quédate conmigo" en el que incluía los siguientes boleros: “Me Vesti de Silencio”, “Quedate Conmigo”, “Son Cuatro Dias” (en el que colabora con Eliades Ochoa], “Sangre del Bolero”, o este fabuloso bolero “En Mi Piel” cantado junto a la cantaora de flamenco y también cantante de bolero Mayte Martin.

En ese mismo a´lbum incluye los boleros “Algo Contigo” (de Chico Duarte), “Sinceramente Tuyo” (con J. M. Serrat), “No Se Te Ocurra”, “No Ha Sido un Sueño” (en el que colabora el grupo Ketama, “Sin Temor a Equivocarme”, “Si Me Faltas”, “Como Tu Quieras”.
A finales de 1999 es fichado por la compañia virgin records y su CD "Quedate conmigo" inaugura el sello DRAC de esta compañía. En este disco han colaborado interpretes de la talla de Juan Manuel Serrat, Dyango, Ketama, Elíades Ochoa y Mayte Martín con quien interpreta a dúo uno de los temas compuestos por Rosana que se incluyen en el disco.
Grabó varios discos en América y volviendo a España grabó de nuevo en catalán el disco "On és la gent?" en con temas en catalán como On És La Gent?, Si Tu I Jo Som Tres, A Poc a Poc , Meva, Meva, Meva, Fes-Me un Racó, Pare, Ningú Com Tu!, Me'n Vaig a Peu, I Com Jo t'Estimo, , Paraules, Paraules, T'Estimo Tant, S'En va anar
Siguiendo una costumbre que conservó durante muchos años, al tiempo que editaba un disco en catalán grababa otro en castellano. Ese año de 1993 le tituló Inolvidablemente" con boleros como "Lo Siento Mi Amor", "Abrázame", "Inovidablemente", "Si nos dejan", "Noelia", "Te extraño", "Usted", "Lia", "Desahogo", "Voy a perder la cabeza por tu Amor", "Soy Lo Prohibido" (de Roberto Cantoral), Adoro (de Manzanero), "No Me Platiques Mas", "La Distancia" y "Pienso que me oyes"
En el año siguiente salió a la luz su primera recopilación de bolero, bajo el título de "Moncho: Antología de sus mejores boleros": en esa época Moncho actuaba muchísimo en España. Cuenta una anécdota que le sucedió con el Príncipe Felipe de Borbón, hijo del Rey Don Juan Carlos. "Fue en la boda de la hija del presidente de unos famosos grandes almacenes. Él iba de invitado y yo canté en el convite. Recuerdo que Don Felipe se animó a bailar uno de mis boleros y al terminar, vino a saludarme y me dijo : “por fin escucho y bailo algo de Moncho”".
En 1999, en su disco "Quédate conmigo", Moncho vuelve a cantar a dúo con Serrat Sinceramente tuyo, colaboraciones también en ese mismo disco con Mayte Martín cantando "En mi piel", con Dyango y Elíades Ochoa "Son cuatro días" y con el grupo Ketama “No ha sido un sueño”.
Los viajes y actuaciones en América, sobre todo en Méjico y Cuba eran cada vez más numerosos, trabando una excelente relación con Armando Manzanero, a quien dedica su siguiente disco: "Llévatela" (un disco con varios temas de Manzanero, entre ellos el tema homónimo que escribió especialmente para Moncho), al que siguieron otros dsiscos editados en América en el 2000. El número de grabaciones de discos de bolero superaba con creces los treinta discos y cerca de trescientas canciones, cuando sigue editando discos de títulos muy sugerentes como "Bravo", "El tiempo que te quede libre", "Amor no fumes en la cama", "Soy", "Olvido y camino", "Por tu mirada", "Conversaciones en tiempo de Bolero", "Historias de amor" y muchos otros, que suponían más de 300 canciones grabadas por este infatigable cantante de bolero. Doble CD de recopilatoros llamado "Grandes canciones y Boleros" en el que incluía temas como Sabanas de seda, Fin de semana, El reloj, Se te nota, Sombras, Orgasmo, Heridas, La noche de mi amor, Atrevete a negar, Nosotros, Ay, cariño, Regalame tus veinte años, Conversacion en tiempo de bolero, Historia de amor, Cuando vuelva a tu lado, Nuestra edad es la distancia, Falacia, Amnesia, Otra vez, Madrecita, Piensa en mi, Toda una vida, Que tengo que hacer, y Si tu quieres .
En el año 2003 continuó la costumbre que ya no perdió nunca: intercalar un disco de bolero sólo en catalán entre varios discos cantados en castellano. De este modo, sal al mercado “On és la gent?” (¿Dónde está la gente?) que es el nombre del segundo disco en catalán de Moncho. La canción que le da título es de Joan Isaac, canción que en 2004 cantarían a dúo en directo en el CD Només han passat 50 anys de Joan Isaac y que se incluye también en el disco Duets de Joan Isaac (Discmedi, 2007). En ese mismo año salió su disco "Inolvidablemente", lanzado en diciembre de 2003 (K industria cultural, Barcelona), fue presentado durante una gira que se desarrolló a lo largo del 2004
En el 2004, tres años después de su último disco en castellano, aparece editado en España un trabajo que Moncho grabó en Cuba bajo el título de "Moncho en La Habana", que de nuevo volvió a colocar a este singular cantante en el panorama de actualidad musical de entonces. Ese mismo año, Moncho grabó el tema "Cómo fue" de Benny Morè en el disco homenaje al músico cubano Tito Duarte de título "La herencia del viejo sabor" (editado por la Fundación Autor en el año 2004). Asi mismo, en el año 2004, presentó su proyecto musical antología, lo mejor del bolero cubano. Ese prolífico año, Moncho colaboró también con Alejandro Sanz cantando su bolero "Me vestí de silencio" en el CD Alejandro Sanz "Grandes éxitos 1991-2004".
En el año 2005, tras el éxito de los dos primeros discos de bolero en catalán y con el intercalado de varios discos en castellano, Moncho volvía a sus raíces editando otro disco en catalán bajo el título "I tant que sí", título tomado de la canción de Antoni-Olaf Sabater en honor a Moncho incluída en el mismo. En este CD grabó además una versión adaptada al catalán por Joan Isaac de la Penélope de Joan Manuel Serrat y Augusto Algerò, también de la autoría de Isaac encontraremos la canción Conec un lloc, o la pieza Mai més de Albert Pla, o Tu dius que m´estimes en adaptación al catalán por el mismo Moncho del tema compuesto por Paloma Ramírez y Alejandro Martínez, por destacar sólo algunos de los temas que aparecen en esta nueva entrega Siguiendo su estilo, Moncho colaboró con el cantaor de flamenco de Barcelona y ganador de muchos premios nacionales Miguel Poveda, grabando en su disco "Desglac" (en la discográfica Discmedi) a dúo el poema de Joan Margarit "No et veuré més".La popularidad de Moncho ya era muy grande a principios del siglo XXI tanto en España como en América y especialmente en Cuba, donde viajaba a menudo. Moncho contaba una anécdotra que explica que dejase de viajar a la isla: "Entonces lo tenía dificil. ¡Fui a cantar boleros al país del bolero! Pero me abrí paso gracias a Amor fugaz, de Benny Moré", recuerda. Luego vino el malentendido por mi adaptación rumbera de un texto del héroe nacional José Martí que me valió una reprimenda del Gobierno cubano. "Me vetaron y tardé 18 años en volver". Pese a ese ruido político, creo que "La Habana y Barcelona son ciudades hermanas a través de la rumba". Aqui le tinen acompañado de la orquesta Chipén, en La Habana.

De este modo, se decide en el año 2006 a editar el disco "De La Habana a Barcelona, de la Rumba al Bolero no hay nada más que un paso" estrechando lazos entre la música catalana y cubana. El programa del espectáculo que incluye a la Orquesta de la Radio y la Televisión cubana, además del grupo musical flamenco Chypen, integrado por dos guitarras, un bajo y una caja flamenca, estuvo dividido en dos partes, la primera dedicada a la rumba flamenca acompañado por el grupo Chypen y la segunda dedicada al bolero con músicos cubanos, repasando muchos de los temas incluidos en sus discos "Inolvidablemente" (de 2003) y en "Antología de sus mejores boleros" (en el 2004) como "Tú, mi delirio", "Ahora que soy libre", "Cuando estoy contigo", "Bravo", "Lo siento mi amor", "Abrázame", "Si nos dejan", "Te extraño", "Usted", "Desahogo", "Voy a perder la cabeza por tu amor" y "Soy lo prohibido". La populosa Sala Avellaneda del Teatro Nacional estuvo repleta, el público no se cansaba de batir palmas, y lanzarle frases de cariño. La mayoría de los presentes rondaba entre los 70 y los 40 años de edad, pero acompañados de sus hijos y nietos. Canciones en catalán así como Puede ser, Adoro, Amor fugaz, Inolvidable, Que sabes tu, La distancia... incrementaron el fervor nocturno dentro de un público que continuamente se ponía de pie, o corría hacia el escenario para entregarle una flor. Moncho había dicho: "hace 30 años que llegué por primera vez y los que fueron a verme en aquella ocasión ahora tiene 60, son abuelos como yo". No podían faltar las atrevidas y provocadoras versiones de Te extraño, Orgasmo y Soy lo prohibido piezas de gran sensualidad.Me muero, me muero, su bolero emblemático, llevó al auditorio al frenesí sentimental y musical para finalizar un espectáculo que dejó a todos llenos de placer e hizo que el propio Moncho dijera a un reportero: "fue todo muy bonito, muy afectuoso…". Lo que le llevo a grabar un disco que registrara esta experiencia; este álbum, grabado en los Estudios BmasB de Barcelona, España, y los Estudios Egrem de La Habana, Cuba, demuestra sobradamente la calidad de su Voz aplicada a un difícil y variado repertorio Este espectáculo es presentado en concierto en La Habana, Sala Avellaneda del Teatro Nacional el día 23 de septiembre de 2006 y en Barcelona en el Teatre del Liceu, el día 16 de octubre de 2006. Esta es la crónica que apareciónn en La Habana el 26 de Junio, 2007:
- Poseedor de una voz en plenas facultades, subiendo a increíbles tonos altos y un estilo en el que mezcla los melismas del cante jondo con nuestra música, Moncho se ha ganado con razón un crédito de intérprete singular y el sobrenombre artístico de El Gitano del Bolero. Lo demostró en su concierto único en el XXI Festival Internacional Boleros de Oro, en el capitalino teatro Karl Marx. Cantó como si la emotividad fuera algo a buscar en el diccionario. Dicharachero y de su singular gracejo y sinceridad, expresó placer al estar de nuevo rodeado del pueblo cubano. Moncho interpretó Historia de un amor, de Carlos Eleta Almarán; Llévatela, que Armando Manzanero le escribiera y aún sigue cantando con igual acogida que cuando la estrenó hace 47 años, a las cuales sumó Contigo aprendí, Esperaré y Voy a apagar la luz, también del compositor yucateco; La vida es así, que su amiga recién desaparecida Rocío Durcal hiciera popular y él recreó; en catalán Penélope, de su compatriota Joan Manuel Serrat; No me platiques más, de Vicente Garrido, y otras muchas, incluyendo los bises que sonaron como de estreno y en las cuales demostró cómo el tiempo sigue jugando a su favor.
El músico José Loyola, presidente del Festival, agradeció a Moncho haber cumplido con su compromiso, hecho en septiembre pasado, de venir a esta fiesta del bolero. Le entregó la Distinción de Miembro de Honor de la UNEAC y una serigrafía de Roberto Fabelo. Elogiable el acompañamiento de la Orquesta del ICRT conducida por un pianista notable, magnífico esta noche, Tony Olav Sabater, director musical de Moncho. Y si hubiera que calificar el concierto, habría que hacerlo sirviéndose del título de la canción con la que lo abrió, Inolvidable, de nuestro Julio Gutiérrez.
Desde que Moncho visitara Cuba por primera vez 40 años antes, el público cubano siempre recibió con entusiasmo al catalán; la Relación con la Habana era muy intensa para este barcelonés que siempre admiró el bolero cubano. De este modo, realizó otro fantástico concierto de bolero en plena Habana que agotó en el país caribeño en junio de 2007 el aforo del Teatro Karl Marx de La Habana con una capacidad de cinco mil espectadores, lo que obligó al gobierno del país a poner pantallas de vídeo en el exterior. Ese mismo año fue también invitado al Festival Boleros de Oro de 2007, titulando el concierto "Moncho en Boleros de Oro" organizado por la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) por espacio de más de dos horas y ante un público conformado por admiradores de muchos años de este popular intérprete, gran amigo de Cuba, Moncho interpretó temas conocidos como "Llévatela", de Armando Manzanero, con el cual dijo: "me di a conocer hace 47 años en el mundo artístico y discográfico", "Se te nota", "Amor" (en homenaje a Roció Durcal), "Penélope" (que cantó en catalán) y estrenó "Ni tú ni mil mujeres", canciones todas que estremecieron los corazones de los cerca de cinco mil quinientos asistentes al concierto, efectuado en el teatro Carlos Marx. Momento importante fue la entrega a Moncho de la condición de Miembro de Honor de la UNEAC, por el doctor José Loyola, vicepresidente primero de la institución, quien además le regaló una obra del pintor cubano Fabelo.
Durante todo el concierto dirigido musicalmente por su pianista Toni Olav Sabater, quien se destacó por sus improvisaciones y magistral ejecución del instrumento y en la conducción de la orquesta acompañante, conformada por músicos de la Isla, Moncho ofreció muestras de cariño hacia el público cubano y recibió de este igual correspondencia, entre besos y aplausos, estos últimos lo obligaron a volver al escenario una vez concluida su presentación
En el año 2007, vuelve a editar un nuevo disco de bolero en catalán, en este caso dedicado a su amigo Serrat: "Per al meu amic Serrat", disco de homenaje colectivo en el que Moncho expresa en clave de bolero muchas de las composiciones de su admirado Juan Manuel Serrat con las canciones "Me´n vaig a peu" y "Pare", y a Francesc Pi de la Serra con "A poc a poc" y cantando a dúo con Nina el tema “Paraules, paraules”, el mítico “Parole, Parole” en versión catalana. «Con Moncho hay una relación muy fraternal», admite el propio Serrat a quien le tiene cantando con Moncho su bolero "palabras de amor":

El mismo Serrat manifestó en una entrevista que «el bolero en el mundo, y especialmente en España, sin Moncho sería absolutamente otra cosa. Él es capaz de darle un aire y una vida al género que en los tiempos que corren ya no se estila». ¿Y qué opina de que su Paraules d’amor sea una pieza clave también de su repertorio? «Es que no solo ha versionado esta canción, sino más de una docena. Y si ya es fantástico que mis temas los canten otros, si se trata de un amigo, ¡pues imagínate!» exclamó en aquella entrevista Juan Manuel Serrat, quien le compuso especialmente "Massa per mi" en 1993.
En ese mismo año 2007, con “El tío Moncho. El arte del bolero” Moncho grabó su disco número 36 de su carrera. Con ese disco y con 47 años sobre los escenarios, Moncho decidió dra un repaso a su historia personal y rodearse de amigos que el denominaba en la jerga gitana “compadres”. De los momentos flamencos con el Pescaílla, cuando era conocido en casa de Lola Flores como “el primo Moncho”, hasta entonces, en el que no sólo los hijos de Lola Flores, sino los paroentes de estos y prácticamente toda una generación que entonces estaba abriéndose firmemente uel camino en los escenarios, le llamaba cariñosamente “el tío Moncho”. El cantante barcelonés se había ganado el respeto y admiración no sólo de sus allegados, sino de toda la profesión que admiraban su excelente oído y decían que “nunca desafina”. Estrellas consagradas como Diego «El Cigala», Tomatito, Niña Pastori o Lolita, o Josemi Carmona en el bolero "Ay cariño", que aqui le tienen cantandolo en los ensayos

, han querido participar en su último trabajo, «El tío Moncho. El arte del bolero», proyecto con el que hizo una importantísima gira y que supone para el catalán «un regreso a las raíces» y un encuentro entre su pasión -el bolero- y su origen -el flamenco-. El momento más importante para Moncho de esta gira fue actuar en el Auditorio de Barcelona, “l´Auditori”, donde no había actuado antes y que decía que” es el único que me quedaba por pisar». Así describía Moncho a la prensa, ilusionado, de cómo pensaba realizar ese importante concierto: “En el Auditori vamos a hacer una actuación diferente a las que realizo durante mis giras, se trata de presentar mi disco número treinta y seis titulado “Tío Moncho, el arte del bolero”, es un disco de boleros aflamencados con ritmo de rumba que tenía muchas ganas de hacer pues me recuerda mis orígenes, soy un gitano catalán nacido en el barrio de Gràcia”. Moncho se ha declarado ilusionado por el "premio" que significa para él actuar de nuevo, como hizo en 1992, en el Palau de la Música, donde cantó por primera vez las "Paraules d'amor" de Serrat. Grabó un disco en directo, en el que colaboraron artistas como Diego el Cigala, Lolita, Niña Pastori, Tomatito, Antonio Carmona,

El álbum incluyó un DVD con imágenes de las grabaciones de los artistas invitados, sus comentarios y los de Moncho, con las grabaciones conParrita, , Las Hermanas Bautista, Jorge Pardo y la cantante de flamenco Montse Cortés, quien confesaba que a todos los famencos les encanta "Bravo", porque siempre fue especial para ella.

El disco contiene doce boleros clásicos de autores como Armando Manzanero, Benny Morè o Manuel Alejandro. Moncho comentaba: "El hecho de celebrar 50 años en la música ya tiene mérito. «Pero festejarlo en tu casa, porque yo sí que me siento profeta en mi tierra, y con amigos así es maravilloso". Entre los doce temas del disco, que trae también un DVD, Moncho hace con Diego El Cigala un dúo en "La noche de mi amor", a petición del cantaor flamenco, así como Niña Pastori eligió acompañar "al tío Moncho" en "Si a veces hablo de ti". Parrita canta, por primera vez, con el artista catalán, y lo hace en "No te atormentes morena", si bien ya había colaborado en álbumes anteriores como compositor. Las guitarras flamencas de Tomatito y de Josemi Carmona suenan en "Encadenados" y "Ay cariño"; Montse Cortés hace su versión de "Bravo", así como Jorge Pardo y las Hermanas Bautista interpretan "Me vas a echar de menos" y "No".

Con Lolita, su sobrina, Moncho hace un dúo en "Amor Fugaz", canción que la artista le escuchaba interpretar con su padre desde niña, y grabarla, dice ella, supone "realizar un sueño". Moncho confesaba: "me ha hecho muchísima ilusión cantar con mi sobrina Lolita. Verás, cuando me fui a vivir a Madrid, el único familiar que yo tenía allí era El Pescaílla. Me iba a su casa y entre visita y visita, sacaba su guitarra y cantábamos. Él cantaba mucho una canción de amor fugaz, que es la que viene en el disco, y recuerdo que la Lolita niña se ponía a bailarla delante de nosotros. Hoy, la canta “clavaíto” a como lo hacía su padre". Aqui le tienen:

Para Tati Román es el comienzo, ya que la voz flamenca más joven del álbum debuta en el bolero con "Que no se te olvide", una apuesta del artista "de que ella también puede destacar en otros estilos".
De igual modo, Moncho llevó su "arte del bolero" al Teatro Calderón de Madrid, que acogió el concierto que se presentó el 11 de diciembre de 2007, y que contó con la presencia de los cantantes que colaboran en el trabajo con el bolerista, además de otros invitados como Antonio Carmona y Raúl Paz.
No se ha planteado la retirada de ese mundo, está considerado por muchos compañeros de profesión como "un hombre que nunca desafina", y conserva su voz y con ella "la aceptación del público". ha compartido conciertos, discos y apariciones en la televisión con una larga y ecléctica lista de compañeros de profesión de primera línea: Joan Manuel Serrat, Alejandro Sanz, Mayte Martín, Dyango, Joan Isaac, Olga Guillot, Omara Portuondo, Peret, Lucrecia, Nina, Lolita, Rosario, Diego "el Cigala", Niña Pastori, Tomatito, Parrita, Armando Manzanero, Lola Flores, "El Pescaílla" y un largo etcétera, entre las que inclimos al flamenco "Parrita" quien colaboró en ese disco de fusión de bolero y flamenco en el tema "no te atormentes morena"

En una entrevista comentaba: "Hace mucho que reivindico mis orígenes en Gràcia, cuando a los 12 años comencé a cantar boleros con ritmo de rumba catalana con sus inventores, El Pescaílla y su hermano, el tio Polla. Ahora, a eso se le llama fusión", ironiza Moncho, que no se moja al precisar cuál de las diversas escuelas rumberas barcelonesas (Gràcia, calle de la Cera, Hostafrancs) es la más genuina. También está la cantera de Lleida, cuna del garrotín, "un tanguillo que dicen que es la madre de la rumba", apunta Johnny Tarradellas, de Chipén, el grupo que le acompañó en su conciertos en La Habana. Esa rumba que suen en el bolero "levántate"

Considerado uno de los mejores boleristas de todos los tiempos por numerosos aficionados y críticos, en estas bodas de oro estará acompañado por su grupo de músicos habitual, encabezado por el pianista Toni Olaf-Sabater —"nunca he oído desafinar a Moncho, decía admirado el pianista— y grandes figuras de la canción. En el concierto del miércoles 12 de Mayo de 2010 hubo de todo: emoción, ternura, nostalgia..., pero cuando Moncho y Sergio Dalma cantaron juntos Bailar pegados, el Palau de la Música estalló, y el millar de personas que contemplaron extasiados el mágico momento se fusionaron en un solo latido. Y así gozaron, con el corazón en un puño, las más de dos horas de intenso sentimiento, con la voz de Moncho arrastrándose por los recovecos de nuestra vida, recordándonos el día que besamos intensamente, el día que odiamos amando, el día que despedimos a quien amábamos... Todas las notas de la sinfonía del amor, concentradas en ese gitano dulce que el miércoles cumplió su quincuagésimo aniversario de bodas con la música. Pocas veces un concierto acumula tanta emoción y un cantante tanto cariño.
La fortuna de la elección de Moncho para dedicase a cantar boleros da fe este vídep, en el que tienen a Moncho en La Habana, en una selección de sus mejores boleros, coreados por miles de corazones que llegan a hacer que el propio Moncho deje cantar al público. Nunca un cantante español - y pocos boleristas de la historia- llenaron así el Teatro de La Habana... (y el vídeo acaba con su actuación en el Liceo con el bolero "Bravo" que es sencillamente sublime).

No eran un millar de fans, escuchando al cantante preferido, ni se trataba de un concierto más, especialmente atractivo por la presencia de un elenco de cantantes de primera. Eran un solo ser agradeciendo, a nuestro Moncho, su tozuda constancia, su bella cadencia, su intensa alma de bolero. Cincuenta años decorando nuestros sentimientos, como si fuera una voz interior, como si fuera nuestro propio lamento. La melodía de nuestra vida... Subido allá arriba, en el escenario noble del Palau, el gitanet de Gràcia crecía como lo hacen los gigantes, multiplicado por la belleza de su enorme sensibilidad. Cantó Joan Manuel Serrat, cantó Joan Isaac, cantó Sergio Dalma, cantó Antonio Carmona, cantaron los amigos con el amigo, pero no fue un concierto coral. Fue un acto de amor compartido. Una bella noche para un hombre bello. ... (La Vanguardia 13-5-2010)
Moncho asegura que «el bolero siempre será un clásico, y mientras haya amor y desamor en la sociedad, algo por lo que todo el mundo pasa, sus letras seguirán gustando».
En 2009, con motivo de las fiestas de la Virgen patrona de la Hispanidad en Zaragoza, se invitó al grupo "Parrandboleros" de Murcia, junto con la sevillana Tamara, el catalán Moncho y Rafael Basurto de Los Panchos, que interpertaron, entre otros el bolero "bésame mucho" que estrenara en 1941 el santanderino Emilio Tuero. No era la primera vez que cantaban juntos: en el décimo aniversario del grupo, en Murcia, también interpretaron varios boleros juntos, como este "el dia que me quieras":

Las dos grandes aficiones de este gran hombre son la pesca y sus dos nietos, que “son rubísimos y de ojos azules”, porque su hija está casada con un noruego. No descarta irse a vivir a Sevilla cuando se retire porque le encanta el Sur.


Desde este blog de bolero felicitamos la trayectoria de este bolerista español que ha sabido encontrar la pasión y el deseo que esconde un bolero, esa atracción carnal de amar y de desear hasta el infinito dejándo que el corazón lata a ritmo de bolero, como dice el maestro Moncho en este bolero que canta con la cantante flamenca "Niña Pastori":

Acabamos con este bolero grabado también en esa sesión de 1999 con Mayte Martín titulado "En mi piel", que es como nos deja Moncho con sus boleros.


Estadística de visitas diarias